Un hombre fue condenado a 20 años de cárcel por dar muerte a su amigo con un disparo, en la localidad de Guadalquivir, a 40 kilómetros de Yapacaní. El crimen se descubrió en circunstancias espeluznantes, debido a que una jauría de perros se comió el cadáver. Everaldo Coronel Cuellar, de 28 años, fue condenado a 20 años de presidio por el delito de homicidio en contra de Hugo Molina Cruz, de 38 años. Cumplirá su condena en la cárcel de Montero, según información difundida por el canal de televisión Red Uno.La sentencia fue dictada este jueves en un juicio público abreviado realizado en el Juzgado de Yacapaní. Se trató de un proceso corto a solicitud del acusado que reconoció su culpabilidad en el hecho. El Ministerio Público reveló en la audiencia, según muestran imágenes difundidas por el mismo canal televisivo, que el condenado ocultó el cuerpo en una de las propiedades de la víctima. El lugar era cuidado por ocho perros, que empezaron a despedazar el cadáver de su amo cuando ya se encontraba en estado de putrefacción.El condenado aseguró que el hecho se produjo luego de una discusión y que el disparo surgió tras un forcejeo.

Fuente: El Deber

codigo-carcel

Deja un comentario