Blacut, el pionero latino en el Bayern

0
124

Esta es la historia casi desconocida de un jugador boliviano que jugó junto con Franz Beckenbauer y Gerd Müller a mediados de los años 60, siendo el primer latino en vestir la camiseta del Bayern Múnich, destaca la página web de la Bundesliga alemana, en una nota extensa sobre el boliviano del afamado club alemán.

Cuando se pregunta por las grandes estrellas latinas del Bayern Múnich, en segundos saltan los nombres de Adolfo Valencia, Giovane Élber, Roque Santa Cruz, Claudio Pizarro o Martín Demichelis. Pero la historia es otra, o al menos distinta. Escarbar en las décadas pasadas, en los inicios de la Bundesliga allá por los años 60, permite encontrar a un precursor latino que, sin publicidad ni grandes contratos, llegó para contribuir al despegue del club más laureado de la liga alemana. Blacut no solo fue el pionero, sino que integró el equipo que en 1965 ascendió con los bávaros de segunda a la Bundesliga.

De acuerdo con el reportaje de la página web de la Bundesliga, la carrera deportiva de Blacut no nació pateando pelota en los recreos del colegio Domingo Savio en La Paz, sino jugando hockey. La historia quiso que un párroco de su instituto, amante del fútbol  —y, por cierto, con buen ojo— lo convenciera para integrar la selección de la escuela. Más tarde, y con 14 años, Bolívar fichó al adolescente que jugaba como lateral. “Una mañana de febrero de 1959 recibí una noticia inesperada”, afirma Blacut.

“El técnico me preguntó si me animaba a jugar, pero como puntero derecho”, recuerda. “Era un martes y el jueves era el partido. Llegó la gran oportunidad que esperaba hace tiempo, tenía 15 años, no tenía miedo a nada y jugué”, rememora.

Pero las sorpresas seguirían: en 1961, a sus 17 años, reforzó al club Always Ready para una gira extraordinaria por suelo europeo, ya en esa ocasión conoció los estadios de Alemania y recuerdan las crónicas de esa época, jugó dos partidos en suelo alemán.

De regreso a Bolivia, Blacut ganó el Sudamericano de 1963, con 19 años entonces, como una de las figuras.

Después de la algarabía, viajó a Alemania con la idea de estudiar. Llegó a la ciudad de Karlsruhe que tenía a su equipo entre los 16 clubes de la recién creada Bundesliga. Entre los estudios y el fútbol, el joven boliviano realizó una prueba en el equipo y la aprobó; sin embargo, no fue inscrito en el libro de pases y debía esperar al año siguiente.

En ese intervalo de tiempo, entre otoño e invierno, Bayern Múnich invitó al boliviano a conocer sus instalaciones.

Era la época en que jóvenes alemanes desconocidos como Franz Beckenbauer o Gerd Müller entrenaban muy duro con el objetivo de alcanzar el primer equipo y aspirar a la categoría de la Bundesliga.

“Yo estaba estudiando ingeniería en otra ciudad. Alguien avisó en Múnich que había un campeón de América (Bolivia, 1963) en un pueblo vecino. Así que me probaron, y me llevaron allá”, aclara hoy el también exseleccionado.

  • El plantel de Bayern Múnich de 1965, en el círculo aparece el boliviano Ramiro Blacut. Foto: bundesliga.com

Una vez instalado en suelo bávaro y con la ilusión de jugar al fútbol, pero ahora con la camiseta roja del Bayern, Ramiro Blacut comenzó a trabajar con el grupo y con quienes posteriormente serían ídolos máximos del club como el arquero Sepp Maier, Franz Beckenbauer o el sempiterno goleador Gerd Müller. No obstante, aquella época era particularmente dura para los futbolistas, ya que debían compatibilizar, en muchos casos, sus entrenamientos y partidos con algún oficio.

A pesar de que el compromiso y la pasión por la pelota —y por supuesto las ansias de los bávaros por ascender a la Bundesliga— debían conciliarse con un oficio o con los estudios, había ya desde aquella época un concepto clave en el fútbol alemán: la disciplina y el profesionalismo.

Luego de ese hito de haber jugado en el Bayern y con 21 años, el boliviano regresó en 1966 a Bolívar, a transmitir su experiencia. Empero, décadas después, el exjugador del Bayern se lamenta no haber jugado más años. “Siempre me cuestiono no haberme quedado más tiempo”.

Fue campeón y ascendió con los bávaros

La Bundesliga también destaca al boliviano Ramiro Blacut como integrante del Bayern Múnich de 1965, aquél que logró el ascenso a la máxima categoría del fútbol alemán y que fue el que comenzó la historia del gran club que es hoy.

El reportaje destaca que con el único objetivo de ascender a la primera categoría, Blacut se calzó los ‘cachos’ para defender al conjunto bávaro. Después de una dura preparación, el Bayern Múnich, encabezado en defensa por el Kaiser Beckenbauer, con Blacut por la punta derecha y Gerd Müller artillero en la delantera, lució sus dotes para los primeros triunfos.

El joven puntero boliviano —según los registros del club— jugó 19 partidos que sirvieron para que los bávaros ascendieran a la élite del fútbol alemán. Aquel momento lo vivió en carne propia Blacut, fue en la tarde del 26 de junio de 1965, en el Olympiastadion, una goleada por 8-0 al Tennis Borussia Berlín.

Esa tarde Blacut pasó definitivamente a escribir una página trascendental en la historia del club: no solo fue el primer latinoamericano en jugar en el Bayern München, sino el primero en lanzar el grito de campeón.

“El fútbol alemán de esa época era modesto, pese a ello estaba a la vanguardia en varios aspectos”, recuerda Blacut contactado por la web de la Bundesliga.

“Era otro ambiente. Muy disciplinado, a pesar de las distancias con lo que hoy es el Bayern”, asegura y detalla un ejemplo del mítico arquero Sepp Maier: “Llegaba antes de su trabajo para ponerse a entrenar. Tenía el concepto del profesionalismo y la disciplina”.

Fuente:la-razon.com

Deja un comentario