Uruguay rechaza asilo a García y éste abandona residencia diplomática sin destino conocido

0
286

EFE

El Gobierno de Uruguay rechazó el pedido de asilo del expresidente de Perú Alan García (1985-1990 y 2006-2011), informó hoy el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

García se encontraba en la embajada de Uruguay en Lima desde el pasado 17 de septiembre, bajo un amparo provisional que se le había otorgado mientras se estudiaba el caso.

La decisión tomada por el mandatario uruguayo y por el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, se basó en «consideraciones estrictamente jurídicas» y en el extenso informe enviado por el Gobierno peruano, de cerca de 1.000 páginas.

Luego de conocida públicamente la noticia se reveló que García abandonó hoy la residencia del embajador de Uruguay en Lima, informó el canciller peruano, Néstor Popolizio.

García salió de la residencia antes de que se difundiera públicamente el rechazo a su pedido, aparentemente en un vehículo de alquiler que ingresó en la residencia y luego la abandonó, según imágenes difundidas por el Canal N de la televisión peruana.

«Tengo la información del embajador Carlos Barros de que ya se retiró de la embajada, él es libre para circular, solo tiene un impedimento de salida del país», declaró Popolizio a la emisora RPP Noticias.

La información fue confirmada poco después con el embajador Barros, quien se dirigió a los periodistas apostados a las afueras de su residencia.

«Uruguay no otorgó el asilo al expresidente Alan García, él ya se ha retirado de esta residencia, todo lo demás corre por cuenta de los Gobiernos, volvamos a la paz, quedan liberados», señaló Barros.

Popolizio detalló, por su parte, que conversó con el homólogo uruguayo, Rodolfo Nin, quien lo llamó por teléfono para comunicarle «que habían tomado la decisión de no conceder el asilo al expresidente Alan García».

«Me dijo que se había tomado en consideración la información brindada por Perú, ellos habían hecho un análisis jurídico y habían llegado a la conclusión de que no hay una persecución política», remarcó.

El canciller peruano agregó que esta decisión del presidente Tabaré Vázquez permite encontrar que existen «afirmaciones a nivel internacional de que en Perú existe democracia, división de poderes, estado de derecho y debido proceso».

«Creo que esta decisión preserva el buen estado de las relaciones bilaterales», concluyó.

El presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva, reiteró al Canal N de televisión que el Gobierno peruano envió «la información correspondiente dando cuenta de la situación del señor García» y que ese es uno de «los elementos centrales que se han hecho y ha valorado el presidente de Uruguay».

Villanueva remarcó que ahora el Ejecutivo deja «a las competencias del sector de la Justicia» si se le pide una orden de detención de García, ante la posibilidad de que intenta evadir las investigaciones que se le siguen por presunta corrupción.

«Lo que pase internamente no corresponde a lo político, sino a las acciones del Ministerio Público y al Poder Judicial», concluyó.

Al momento de anunciar su decisión, Vásquez enfatizó que en Perú «funcionan libremente los tres poderes del Estado».

«No hemos concedido el pedido de asilo porque en Perú funcionan autónoma y libremente los tres poderes del Estado, y es precisamente el Poder Judicial el que está llevando las investigaciones», manifestó en alusión al argumento de García de que es un perseguido político.

El canciller Nin señaló, por su parte, que su Gobierno considera que las investigaciones judiciales contra García «no constituyen persecución política» y están más vinculadas a asuntos económicos y administrativos vinculados a sus dos gestiones como presidente, de 1985-1990 y 2006-2011.

García es investigado por la Fiscalía por la presunta comisión de los delitos de colusión y lavado de activos en un caso de sobornos pagados por Odebrecht en la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí