Bolsonaro abre la posibilidad a una reforma de pensiones

0
48

EFE  / Brasilia

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que la reforma del sistema de las pensiones puede ser presentada por partes y que el primer asunto que llevaría al Congreso sería el establecimiento de una edad mínima.

“No adelanta nada tener una propuesta ideal que va a quedarse en la Cámara (de Diputados) o en el Senado (…). Entonces, la idea va por ahí (por partes), comenzar por la edad, atacar los privilegios y avanzar en esa pauta”, declaró Bolsonaro en una rueda de prensa en Brasilia.

El mandatario electo confirmó que la idea es presentar una propuesta de enmienda a la Constitución con la reforma del sistema de jubilaciones, pero una “con posibilidades de ser aprobada”.

El actual gobernante Michel Temer, cuyo mandato terminará el 1 de enero, cuando será investido Bolsonaro, intentó sin éxito la aprobación de una reforma de las pensiones que quedó paralizada en el Congreso por falta de apoyo.

El mercado financiero, las patronales y diversos organismos internacionales consideran fundamental la aprobación de dicha reforma para reequilibrar las cuentas públicas y ayudar a revertir el abultado déficit fiscal del país.

El déficit del sistema de pensiones “realmente es una realidad, crece año tras año y no podemos dejar a Brasil llegar a una situación como la de Grecia para tomar providencia”, indicó.

Asimismo, comentó   que “es bastante fuerte la tendencia de comenzar por la edad porque es menos difícil” de aprobar.

En la actualidad, la ley permite a las mujeres jubilarse con 30 años de cotización y a los hombres con 35 sin que exista ningún límite de edad para ello, por lo que hay casos en los que personas con apenas 50 años ya pueden percibir esa prestación.

No obstante, el presidente electo necesitará un apoyo expresivo del Congreso para aprobar cualquier reforma que se presente como una enmienda a la Constitución, ya que este tipo de proyectos requieren los votos de 3/5 tanto de los diputados como de los senadores.

Ayer, el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil aprobó, con algunas objeciones, las cuentas de campaña de Bolsonaro, un paso imprescindible para recibir el diploma oficial que le acredita para gobernar a partir del 1 de enero.

La decisión fue tomada por unanimidad por los siete magistrados que componen el pleno de la corte electoral, quienes estuvieron de acuerdo en que las irregularidades detectadas por el área técnica del órgano no comprometieron las elecciones del pasado octubre. El instructor del caso, el juez Luis Roberto Barroso, dijo que gran parte de las “inconsistencias” encontradas en la prestación de cuentas son de “poquísima relevancia” y que gran parte de ellas fueron subsanadas por la defensa de Bolsonaro.

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here