Los empresarios cuestionan facilidades para sector público

0
614

Página Siete / La Paz

La  Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB)   criticó las  facilidades que se  da a las  entidades públicas para la cancelación del segundo aguinaldo con otras fuentes de recursos como los destinados a la inversión, y pidió que el Estado regularice las deudas pendientes con firmas privadas.

“Nos parece injusto e inequitativo que el Gobierno autorice a las instituciones públicas que puedan disponer de recursos de otras partidas para cubrir el pago del segundo aguinaldo, pero al mismo tiempo no se haga ningún esfuerzo -a nivel nacional ni local- para que se paguen las deudas atrasadas con empresas privadas, que no tienen de dónde obtener recursos adicionales”, lamentó el presidente de la CEPB, Ronald Nostas.

La pasada semana, se conoció que en la disposición adicional del Presupuesto General del Estado (PGE) 2019, el Gobierno decidió  autorizar a las entidades del sector público el uso de saldos de proyectos de inversión, si no tienen gasto corriente.

El representante de la CEPB mencionó que muchas instituciones del nivel central, gobernaciones y alcaldías, mantienen deudas prolongadas con las empresas privadas por la provisión de bienes o servicios, y no hacen ningún esfuerzo por honrarlas  dentro de los plazos pactados.

Esto ocasiona, continuó,  pérdidas y sobre todo problemas de liquidez para pagar las diversas obligaciones de fin de año a las que se suma el segundo aguinaldo.

 “La Cámara Boliviana de la Construcción nos informó que  prácticamente en todos los departamentos hay problemas con el pago de obras públicas ejecutadas por empresas nacionales, lo que les genera un grave perjuicio, al igual que empresas de otros sectores que están pasando por la misma situación”, puntualizó.

Al respecto, Nostas demandó al Gobierno central y a los gobiernos  locales que, en el caso de las constructoras, se haga el mayor esfuerzo para cancelar las planillas devengadas que, en algunos casos, tienen hasta dos años de retraso.

 De acuerdo con su registro, la construcción es la que más mano de obra emplea   y el efecto de la falta de pagos daña directamente a los trabajadores y sus familias, por lo que exigen que se tomen medidas urgentes.

  Para Nostas,  esta nueva contradicción evidencia que el doble aguinaldo es una medida errada desde todo punto de vista.

 “No parece razonable que se admita tanto perjuicio al sector privado e incluso a las finanzas públicas, para beneficiar, por presiones de  dirigentes, a un grupo minoritario, erogando recursos que son escasos y que  terminarán beneficiando al contrabando y a las empresas extranjeras que inundan nuestros mercados y afectan a productores nacionales”, dijo.
 

 

 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here