La Manada: detectan 10 irregularidades y 4 contradicciones en inspección ocular

0
119

María Carballo / La Paz

Diez  nuevas irregularidades y cuatro contradicciones arrojó el jueves   la inspección  ocular y reconstrucción de los hechos  del  caso  La Manada boliviana, según la defensa de la víctima. 
  
El 14 de diciembre del año pasado, una joven de 18 años fue supuestamente violada por cinco de sus amigos en el motel Deluxe de Santa Cruz. Antes estuvieron en la discoteca Dubai, donde festejaban con la víctima el cumpleaños de uno de ellos. 

En las redes sociales se denominó al grupo de acusados como La Manada, en comparación a un caso ocurrido en España.

La inspección se inició a las 17:00 y concluyó siete horas después, a la medianoche. Entre las irregularidades que  fueron detectadas  por el abogado de la familia de la víctima, Andrés Ritter, y la activista Jessica Echevarría están: que sólo dos de los cinco imputados participaron en esta parte de la pesquisa.

 Otra de las irregularidades es que el personal administrativo del motel se negó a llamar una ambulancia para atender a la víctima. Otra de las observaciones es que  uno de los implicados amenazó al cómplice menor de edad, quien antes  lo acusó de violar a la joven.

El abogado de la familia de la víctima  identificó al menos cuatro contradicciones después de la inspección ocular.

1. Los preservativos

Según Ritter, el personal administrativo de Deluxe aseguró que siempre se dejan dos preservativos en cada habitación. 

“Pero en el muestrario fotográfico se pudo evidenciar que  había tres preservativos, ¿quién usó el tercer preservativo?”, cuestionó el abogado.

Ritter agregó que el administrador del lugar señaló que se enteró al día siguiente de la vejación cuando el personal de limpieza le informó al respecto. Sin embargo,  estos empleados dijeron que vieron al administrador entrar a la habitación y confirmar por sí mismo el hecho.

2.  El encuentro

En una anterior declaración los imputados señalaron que luego de la presunta violación llevaron a la víctima a un hospital y tomaron su propio camino.

 “Pero se pudo establecer que los cinco imputados se reunieron en el séptimo anillo después del hecho, conversaron sobre lo sucedido y llegaron a algunos acuerdos”, dijo Ritter.

3. El teléfono celular

Se confiscó los celulares de cuatro de los imputados, porque  Junior R. no tenía uno. Sin embargo, en el video de la cámara de seguridad de la discoteca  se  observa  que el joven usaba un móvil. “Los implicados dijeron que Junior R. sí tenía celular, pero que lo perdió. En su teléfono hay llamadas y mensajes  de los proveedores de droga”, dijo Ritter. 

 4. El guardia del motel

Inicialmente, el guardia del Deluxe aseguró que nadie le pidió que   llame a una ambulancia para atender a la víctima, luego dijo lo contrario. Primero señaló que luego del hecho  la habitación fue usada por siete parejas, pero el jueves dijo que sólo dos. 

 

 

Participan sólo 2 de los imputados


De los cinco implicados, sólo dos  participaron de la inspección ocular. Uno de ellos fue  el menor de edad. Según Echevarría, los otros tres, con su actitud, demostraron “la poca voluntad de colaborar”.

La CI del acusado menor de edad


Cuando los acusados llegan al motel con la joven, el menor de edad no pudo entrar porque no tenía cédula de identidad. Desaparece por 20 minutos y regresa con el documento de otra persona y logra entrar.

El contacto con la víctima en Deluxe


Alejandro S., de quien se sospecha que violó a la joven, se encierra en el baño de la habitación con la joven  por 20 minutos. No sé sabe qué pasó en este tiempo. El imputado se negó a participar de la inspección.

Niegan llamar a una ambulancia 


Cuando los acusados se percatan de que la víctima no está bien, le piden al cómplice menor de edad que se vaya.  Él pide a la administración del motel que llame una ambulancia, pero fue ignorado.

El traslado de la víctima al vehículo


Cuando los imputados sacan a la joven del motel,  no la suben al vehículo, la dejan a unos metros de la entrada, pese a que el motorizado estaba cerca. Otra  interrogante sin explicación, dijo Ritter.

Amenazan al menor de edad


En la inspección, Alejandro S. amenazó al acusado  menor de edad porque  fue quien  lo acusó de violar a la víctima. Cuando la fiscal le preguntó el porqué de su acusación, no dejaron hablar al adolescente.

La reunión antes de la vejación


La investigación no comienza en la discoteca Dubai, sino en una plaza a las 15:30, lugar y hora donde los cinco imputados se reunieron y le dieron dinero  a Junior R. para que  se encargue de comprar  las drogas.

¿Por qué fueron al motel Deluxe?


Durante la inspección ocular se determinó, según Ritter, que los acusados decidieron ir  al motel Deluxe porque “es un lugar sin control y donde es fácil drogarse, algo que llama la atención”, dijo.

Estado de la víctima en Deluxe


Se estableció que la víctima llegó con los jóvenes al motel Deluxe ya intoxicada con el alcohol y las drogas adquiridas antes por Junior R., algo que no supieron explicar los sindicados, señaló Ritter.

La “charla” antes de la violación 


Cuando los  jóvenes llegaron al motel, cuatro subieron a la habitación y el quinto se queda con la víctima en el coche por unos 10 minutos, supuestamente “charlando amenamente”. “Algo curioso”, dijo Ritter.

 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here