Pando y Oruro recibieron menos obras ejecutadas con créditos

0
279

Página Siete/ La Paz

Pando, Oruro, Tarija y Beni están entre  los departamentos que se beneficiaron con menor cantidad de   proyectos financiados con la deuda externa contratada por el país, según revela un informe de fiscalización de la diputada opositora Jimena Costa. Pero las dos primeras regiones recibieron   un solo emprendimiento, cada uno, mientras que Tarija tres  y Beni cuatro.

Mientras tanto, Santa Cruz tiene el mayor número de proyectos,  19, seguido de Cochabamba con 13 y La Paz  con 11 (ver infografía).

El total de la deuda distribuida en  programas o proyectos departamentales específicos asciende a 5.718.5 millones de dólares. De este monto,    Santa Cruz recibió el 28,81% de los recursos, Cochabamba el 16,58%, Potosí el 15,9%. En el   otro extremo,    Oruro sólo obtuvo  el 1,25% (ver la gráfica). 

Los datos incluidos en el informe de Ximena  Costa  tienen como respaldo  leyes aprobadas en la Asamblea Legislativa, entre 2006 y enero de 2019.

El  viceministro del Tesoro y Crédito Público,  Sergio Cusicanqui, opinó que el documento elaborado por la diputada de oposición no brinda la suficiente importancia al destino que le da el Gobierno a la deuda. 

“El país contrae deuda para la inversión en infraestructura caminera, proyectos como Mi Agua, Mi Riego, electrificación rural, hospitales y otros que llevan desarrollo a cientos de poblaciones del país, y que benefician a la gente”, remarcó.

La  autoridad aseguró que la deuda del país que, asciende aproximadamente a 10.000 millones de dólares, no representa ni el 24% del Producto Interno Bruto (PIB). 
 
Explicó que en los últimos 10 años Bolivia pasó de un PIB de 9.574 millones de dólares, en 2005, a  40.885 millones de dólares en  2018. “Gracias al modelo económico, hoy Bolivia puede acceder a más deuda, constituyéndose, sin embargo, en uno de los países menos endeudados de la región”, destacó.

El informe de Costa revela que  desde 2006 se suscribieron 184 contratos de deuda, por un valor de 13.324,5 millones de dólares.

   De este monto, 5.491 millones de dólares se destinaron a proyectos de carreteras, 1.579 millones de dólares a agua y riego, 688 millones de dólares a salud, 585 millones de dólares a geotermia, 567 millones de dólares a electricidad y 457 millones de dólares a desarrollo rural. 

El resto se distribuye en la compra de satélite, alimentos, hidrocarburos, energía, transporte, siderurgia, medioambiente, Fuerzas Armadas, seguridad ciudadana, turismo, educación  y pobreza, entre otros.

“Hasta diciembre de 2018, los recursos destinados a salud sólo alcanzaban la cifra de 113 millones de dólares.  Recién en enero  se aprueban otros tres contratos para este sector por 575 millones de dólares. La mayor parte va a carreteras y luego a proyectos de aguas”, indicó Costa.

El viceministro  Cusicanqui  lamentó que los diferentes analistas  no expliquen a la gente que el 85% de los recursos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos  se dirigen  a las regiones, que son las encargadas de invertir en sus respectivos proyectos.
 

 

 
 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here