Testigo declaró y se fue del país por supuestas amenazas por caso audios

0
143

Una testigo tuvo que irse del país luego de recibir supuestas amenazas del alcalde suspendido de Quillacollo, Eduardo Mérida; la esposa de éste, Jovanna Maldonado, y su exconcubino Richard Ágreda. Esta persona habría conocido sobre los cobros de diezmos, cuoteos de cargos y otras irregularidades por las que se acusa a la autoridad.

A. A. T. era concubina de Ágreda hasta que se separaron por problemas a raíz de los audios. Cuenta que escuchaba conversar a su pareja sobre las irregularidades. Esto generó peleas entre ellos y amenazas que la llevaron a dar su declaración anticipada y salir del país.

“Desde el momento que  escuché (las conversaciones) cambió todo. Me dijo que si yo voy a ser testigo, que no querían problemas y tenía que salir del país”, dice la declaración.

Agregó que recibió las amenazas incluso de familiares del Alcalde electo. “Sí, he estado amenazada por Eduardo Mérida y Jovanna Maldonado a través de una persona (…) Una vez fue a través del hermano de Mérida (…) No sé qué se llamaba pero me decían que me cuidara”, indica A. A. T. en el documento.

La testigo y Ágreda estuvieron juntos un año y medio hasta que la botó de su departamento. Contó que cuando estaban juntos, su pareja solía recibir llamadas de Mérida y su esposa para encargos específicos.

“Jovanna le llamaba, le decía qué empresas tenían que entrar, qué cosas tenían que ingresar, cuánto era el porcentaje que tenía que cobrar a cada empresa. Le decía de cada contrato cuánto tenía que cobrar (…) Hablaban cuando se tenía que cobrar”, cuenta.

La testigo explica que su pareja era amigo de confianza de Mérida. Además, dijo que estas conversaciones habrían comenzado desde diciembre de 2015 en adelante. Su pareja grababa todo en una aplicación del celular “por seguridad”.

“Es su amigo de confianza. Se comunicaban mediante celular donde se grababan todas las conversaciones (…) Las grabaciones estaban en su celular, supongo que siguen ahí”, dijo la testigo.

Además, indicó que su pareja recibía como pago un porcentaje de las ganancias. Sin embargo, también tuvo un cargo durante un tiempo.

Esta declaración es parte de las pruebas que se incluyeron junto a los audios de presunta corrupción.

La denuncia se hizo en enero de 2017 y ya existe una acusación en contra los tres involucrados por la presunta comisión de los delitos de uso indebido de influencias y negociaciones incompatibles con la función pública.

Mérida se encuentra con detención preventiva en el penal de San Pedro de Sacaba desde el viernes. El juicio oral de este caso es en junio.

Fuente:lostiempos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here