7 beneficios y 7 debilidades del Sistema Único de Salud (SUS)

0
206

Verónica Zapana S.  / La Paz

Pese que ya se aprobó en la Asamblea Legislativa la  norma  de modificaciones a la Ley 465 de Prestaciones de Servicios de Salud, que da paso al Sistema Único de Salud (SUS),  sigue el debate de su aplicación entre los sectores involucrados, autoridades y  ciudadanos. 

Algunos critican la norma  porque aseguran que es un “parche” a la ley vigente, ya que en los últimos años las autoridades  no  realizaron  ninguna mejora en infraestructura, equipamiento y recursos humanos en los centros de salud y hospitales.

Otros  aplauden la propuesta la   norma que da pie al SUS    y afirman que es una buena medida para que los ciudadanos  de Bolivia gocen de una atención en salud gratuita.

Para la diputada de la oposición Isabel Bustamante el acceso a la salud de forma gratuita a través del SUS  era parte del plan de gobierno del actual presidente de Estado, Evo Morales, en  el año 2015, pero desde entonces hasta  la fecha no se avanzó en nada. “No hay infraestructura, no hay equipamiento y menos recursos humanos”, aseguró la asambleísta. 

Con una  mirada similar, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, explicó que esta norma “es un parche” a la Ley 475.  “Es una burla”, dijo el representante de los galenos. Indicó que,  por lo tanto, el Gobierno no tiene una propuesta ni política de salud real para cambiar el sistema de salud en el país.

Ante esa situación, el Colegio Médico se declaró en emergencia y anunció duras movilizaciones a partir del 1 de marzo, fecha  definida para la implementación del SUS.

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, aseguró que la implementación del SUS es gradual y que en 11 días arranca con cerca de 1.200 prestaciones de salud. Las mismas  estarán dentro de 450 paquetes de salud,  entre las que se encuentran  atención médica, exámenes de laboratorio, cirugías, medicamentos y otros.

Para acceder a este servicio, la  gente debe inscribirse en el centro de salud más cercano de su casa. Hasta la fecha, según las autoridades de Salud, ya se registraron   más de 1,9 millones de bolivianos   que se anotaron desde el pasado 2 de enero en  todos los centros de salud  para gozar de ese beneficio gratuito.

El jueves pasado, el  pleno de la Cámara de Senadores sancionó  la ley “Hacia el Sistema Único de Salud, Universal y Gratuito” (SUS) y la remitió al Órgano Ejecutivo para su promulgación.

La ley entrará en vigencia una vez que sea promulgada por el Presidente en medio de protestas de médicos y otros sectores que cuestionan el trasfondo de la medida.

 El Gobierno defiende que por primera vez en la historia del  país  toda la población podrá tener acceso a la atención  integral de salud gratuita. La ministra de Salud, Gabriela Montaño, explicó que el corazón de la ley es que amplía la cobertura en salud a personas de cinco a 59 años, a lugares donde la gente no tiene posibilidad de contar con atención gratuita.

El vicepresidente del Colegio Médico de La Paz, Ricardo Landívar, dijo   en los últimos días   que el Gobierno sabe y se da cuenta de que  con el SUS la gente estará  desprotegida, debido a que el sistema público de salud en todo el país no cuenta con infraestructura, equipamiento y recursos humanos adecuados.

 “En  varios centros de salud y hospitales hay falencias de exámenes de laboratorio, gabinetes y especialistas. Al no contar con lo requerido, es difícil brindar una salud gratuita a cuatro  millones de personas que se suman a este proyecto”, sostuvo.

Mientras las críticas y las alabanzas a la norma crecen, Página Siete conversó con  Terrazas y el presidente del Sindicato de Médicos y Ramas Afines del Sector Público (SIRMES), Fernando Romero,  quienes por separado identificaron  las siete virtudes y las siete debilidades de la norma. He aquí sus respuestas.

Los beneficios

Atención gratuita a todos

El artículo 1 de la norma explica que se amplía la población beneficiaria que no se encuentra cubierta por la Seguridad Social de Corto Plazo, con atención gratuita de salud, en avance hacia al SUS. Su aplicación será paulatina.

Extranjeros reciben salud

El artículo 5 de la norma indica que así como los bolivianos recibirán atenciones gratuitas de salud en los centros públicos, los extranjeros sin seguro de salud y bajo el principio de reciprocidad también serán beneficiarios.

Acceso al servicio de salud

El artículo 7 dice que los pacientes deberán acceder obligatoriamente a los servicios de salud a través de los establecimientos de salud públicos del primer nivel, sin una transferencia de ese nivel no podrán pasar al segundo, tercer o cuarto nivel.

Atención médica en los centros

El artículo 6  dice que la atención en salud universal y gratuita se prestará con base en productos en salud de forma progresiva. Arranca con 1.200 prestaciones englobadas en 460 productos, como atenciones, exámenes de laboratorio, cirugías y otros.

Disponibilidad de medicamentos

La norma sostiene que es prioridad del Estado asegurar la disponibilidad de medicamentos esenciales y tecnologías sanitarias adecuadas, eficaces, seguras y de calidad. Se contempla  además la medicina tradicional.

La designación de presupuesto

Las alcaldías financiarán la atención de su población en el primer y segundo nivel, el Gobierno las atenciones en tercero y cuarto nivel. Al inicio del SUS se podrá adquirir productos de salud del sector privado hasta fortalecer  el sector público.

Contratación de profesionales

Ante la falta de especialistas en el país, la norma ordena que entre 2019 y 2021 se suscriba contratos adicionales  por medio tiempo más de lo que tienen los profesionales que prestan servicios en centros de salud del subsector público.

Las debilidades

Colapso de los hospitales

Con la atención gratuita en todos los servicios, los centros de salud, hospitales de primer   y de tercer nivel estarán colapsados por la población que desde el 1 de marzo buscará un servicio completamente gratuito.

Sostenibilidad del seguro gratuito

En la norma no indica cuánto de presupuesto se tiene para que el Sistema Único de Salud (SUS) avance y no se desplome en el tiempo. Sólo indica que el Estado cubrirá esa atención de acuerdo con las políticas públicas.

Recursos humanos

La ley indica que el Tesoro General de la Nación financiará los recursos humanos en salud del subsector público, pero no indica a  qué profesionales se contratará. Aunque indicaron que contratarán a 8.000, entre médicos y técnicos.

Dotación de los medicamentos

La ley dice que la compra de medicamentos será sin convocatoria a licitación. La compra directa evitará que postulen varias empresas que ofrecen fármacos de calidad y que dará paso a la compra de éstos de procedencia china e hindú.

Costo del servicio de salud

En la norma no establece el costo por cada prestación de servicios que realizarán los profesionales, eso es porque abaratarán más los costos. Por eso ahora se denominan productos, es decir que cada servicio tendrá un valor muy bajo.

Infraestructura  de los centros

La norma explica  que se comprará productos de salud del sector privado. La medida la asumen porque no hay hospitales de tercer nivel, de segundo y centros de salud de primer nivel  para garantizar la atención de los pacientes.

Migración de profesionales

Los especialistas y subespecialistas que trabajan en el sector público no están dentro de la Ley General del Trabajo, debido a ello la mayoría de los profesionales que se titulan en el país migran al exterior en busca de mejores salarios.

Algunas de las prestaciones  del  SUS

  • Servicios Entre algunas de las prestaciones que atenderá desde marzo el SUS están diabetes, hipotiroidismo, hipertiroidismo, gripe, neumonías, Parkinson, epilepsia, preinfarto, infarto, fisioterapia, enfermedades dentales y enfermedades mentales.
  •  Atención El Ministerio de Salud aseguró que se atenderán   gratis cirugía, exámenes complementarios y  atención médica.

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí