Colectivos y matones, las células que defienden a Nicolás Maduro

0
53

AFP  / Caracas

Jorge recoge agua para su comunidad, reseca por un apagón, pero también está listo para combatir lo que toque en defensa de Nicolás Maduro. Integra un “colectivo”, células de base del chavismo señaladas por igual como idealistas revolucionarios y matones. 

Llegó a bordo de un camión cisterna a un parque de una zona privilegiada del este de Caracas para sacar agua de un pozo y llevarla a dos centros médicos adonde acuden sus vecinos de la barriada popular El Cementerio. 

El peor corte eléctrico en la historia de Venezuela, que comenzó el pasado jueves, colapsó el suministro de agua. Jorge también gestionó gasolina. 

Un día antes, Maduro había instado a todos los colectivos a la “resistencia activa” para derrotar lo que denuncia como un sabotaje eléctrico y amenazas de Estados Unidos para invadir el país petrolero. 

“El Presidente nos llamó a la calle como colectivos, pero ya teníamos cinco días de lucha; no es necesario que nos llame el Presidente, porque siempre hemos estado en la calle combatiendo lo que nos toque”, dijo Jorge Parrado a la AFP mientras esperaba su turno para cargar agua.

Parrado, de 43 años, forma parte del colectivo Che Guevara tras un pasado delincuencial del que -asegura- lo sacó el fallecido líder socialista Hugo Chávez (1999-2013) cuando le cambió la pistola por una cámara de video.  “Era un líder negativo y Chávez me sacó de las calles”, afirma. 

“Paramilitares”

  Sin embargo, solo oír la palabra colectivos causa temor a muchos, que la asocian con pistoleros que atacan a opositores. Se ignora cuántas personas los integran. Rugen las motocicletas y un grupo de hombres, generalmente encapuchados y armados, irrumpe en medio de una protesta. 

Es la escena con la que usualmente se identifica a estas organizaciones, antes conocidas como círculos bolivarianos. En varias ocasiones han sido denunciados por ataques, como el 23 de febrero en las fronteras con Colombia y Brasil, cuando siete personas murieron baleadas mientras la oposición intentaba infructuosamente ingresar alimentos y medicinas donadas por Estados Unidos. 

  Foto:AFP

Esos incidentes, que Washington atribuyó a “matones” de Maduro, fueron condenados por la alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet. 

“El uso de las fuerzas paramilitares o parapoliciales tiene una larga y siniestra historia en la región. Y es muy alarmante verlas operar de manera tan clara en Venezuela. El Gobierno puede y debe frenar que estos grupos sigan exacerbando una situación ya de por sí altamente inflamable”, señaló. 

Pero Ysmar Sánchez, coordinador del Frente de Defensa del Proyecto Socialista Bolivariano, niega que el Gobierno financie o entregue armas a ese colectivo, aunque admite que en su grupo hay militares y policías que tienen las de dotación. 

También las poseen colegas que se las arrebatan a delincuentes que se hacen pasar por colectivos, dijo recientemente a la AFP. “Nuestro trabajo es netamente social, pero también somos un frente combativo cuando tenemos que defender la patria. Si hay una injerencia violenta, vamos a salir a contrarrestarla, no lo vamos a permitir”, añadió. 

En medio de la tensión que vive Venezuela, con un pulso por el poder entre Maduro y el jefe parlamentario Juan Guaidó, el papel que puedan desempeñar los colectivos inquieta. Guaidó se refiere a ellos como la “última línea de defensa que le queda” a Maduro, respaldado, sin embargo, por los militares.

 “Los colectivos existen con diversas razones: actividades educativas, agrícolas, productivas, artísticas, deportivas. Pareciera que existe una variedad muy grande, pero varios de ellos han tenido hechos relacionados con violencia y asociados con política”, explica Pedro Afonso del Pino, profesor de derecho de la Universidad Central de Venezuela.

 

Más  prohibiciones

  • Presión Ayer,  EEUU prohibió la entrada al país a 340 venezolanos, de los que 107 son diplomáticos ligados a Nicolás Maduro, y sus familiares, indicó  el Departamento de Estado.
  • Diplomáticos El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo  que todos sus diplomáticos ya han salido de Venezuela y que Washington restablecerá su presencia  “una vez que la transición a la democracia haya comenzado”.
  • Inflación  La inflación mensual se redujo en 137,9 puntos porcentuales en febrero en Venezuela al pasar de 191,6% en enero a 53,7% el mes pasado.

 

Se incendian tres tanques de petróleo en Venezuela

AFP  / Caracas

Un incendio afectó tres tanques de almacenamiento de petróleo en una instalación de la estatal venezolana PDVSA en la Faja del Orinoco, informó ayer  el Gobierno, que atribuyó el hecho a una “acción terrorista” de Estados Unidos. 

El fuego  se desató la tarde del miércoles en Petro San Félix (estado Anzoátegui, norte), dijo el ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, general Manuel Quevedo. “Ha sido una acción terrorista que denunciamos a nivel internacional”, declaró el oficial a la televisora gubernamental VTV.

  Foto:AFP

 Quevedo culpó en particular al senador republicano estadounidense Marco Rubio, considerado uno de los artífices de la estrategia de Estados Unidos para sacar del poder al presidente venezolano, Nicolás Maduro. 

“@MarcoRubio ordenó más violencia en Venezuela. La derecha y su marioneta @jguaido arreciaron las incursiones terroristas en contra de PDVSA. Atacaron los Tanques de Almacenamiento de Petro San Félix para afectar la producción petrolera. Vendepatrias”, señaló el funcionario en Twitter. 

El ministro aludía al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países encabezados por Estados Unidos. Quevedo no reportó heridos por la deflagración, que se produjo casi una semana después del inicio de un apagón que afectó por días a 22 de los 23 estados del país, además de Caracas. 

“EEUU decidió, también, despojar a Venezuela de sus recursos petroleros a cambio de respaldar a @jguaido con violencia. Los gringos no quieren intercambio económico; pidieron los campos petroleros en propiedad”, afirmó Quevedo.

 

 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here