Marcha masiva en Argentina pide revertir la política de Macri en elecciones

0
78

EFE / Buenos Aires

Organizaciones sindicales y partidos de izquierda argentinos congregaron a miles de personas hoy en las calles de Buenos Aires en una movilización contra la política económica del Gobierno de Mauricio Macri y reclamaron una candidatura opositora firme para las elecciones de este año.

El secretario de Acción Social de la convocante Confederación General del Trabajo (CGT), José Luis Lingeri, dijo a Efe que «el peronismo dividido no tiene expectativas para poder lograr» la victoria ante Macri, por lo que solicitó «unidad» en el peronismo, con la figura de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) como una de las posibles propuestas.

Durante la marcha, el también secretario general del sindicato de Obras Sanitarias consideró que en la actualidad la recesión provoca que no hayan mercado ni moneda local, así como desempleo y jubilados con ingresos precarios.

Lingeri reclamó un plan económico «que ponga el acento en lo social, (…) en el que la gente realmente pueda tener el salario que le corresponde».

La Central Trabajadores de la Argentina (CTA) pidió al Ejecutivo que declare el estado de emergencia alimentaria y nutricional, la emergencia tarifaria en los servicios públicos, la emergencia habitacional y la emergencia ocupacional en el país austral.

Los grupos de manifestantes partieron desde varios puntos de la ciudad hasta la avenida 9 de Julio, principal arteria de Buenos Aires.

Miles de concentrados realizaron una parada previa en el Congreso, mientras dentro se discutía en la Cámara de Diputados un proyecto de la oposición para frenar la subida de las tarifas.

Las reivindicaciones contra el Gobierno se desarrollaron bajo una tromba de agua que descargó en la capital argentina en las primeras horas de la tarde, pero los manifestantes superaron las adversidades meteorológicas.

El referente de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) Felix Morelli esperó que con la marcha el Gobierno «se dé cuenta de que con este rumbo económico» les hace «pasar hambre», y consideró que un «pacto social» sin esperar a las elecciones es la mejor solución posible.

Argentina continúa sin una candidatura firme por parte de la oposición a falta de seis meses para las elecciones presidenciales, que tendrán lugar en octubre.

La expresidenta Fernández es una de las que suena como posible candidata pero afronta varias causas judiciales por corrupción este mismo año, mientras que el exministro de Economía Roberto Lavagna es otro de quienes suena para disputar la Presidencia al conservador Macri.

Uno de los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, dijo a los medios de comunicación durante la jornada que «este Gobierno logró algo que a nadie le vaya bien salvo a los especuladores».

«Esto es el pueblo manifestándose abajo de la lluvia por un modelo económico y social diferente, esto puede ser el puntapié para otras medidas», afirmó Daer, quien no descartó un paro general.

Asimismo, recalcó que «el objetivo primordial es generar una alternativa de Gobierno» para generar otro modelo económico diferente al actual de «decadencia y de exclusión».

El peso argentino tuvo una recaída la pasada semana respecto al dólar y llegó a situarse en 44,90 pesos, aunque cedió unos centavos esta semana.

La inflación del país en febrero fue del 3,8 % y alcanzó el 51,3 % en los últimos doce meses.

Al mismo tiempo que se desarrollaba la marcha en Buenos Aires, Macri dio una conferencia de prensa en la ciudad de Gualeguaychú en la que afirmó en referencia a las subidas de las tarifas energéticas que «la energía en todo el mundo cuesta».

«Es algo que todos los ciudadanos del planeta tratan de consumir con mucho cuidado», expresó el jefe de Estado ante uno de los motivos de las manifestaciones en su contra.

La jubilada Virginia Machado, de 82 años, asistió a la marcha con un gran cartel en el que criticaba a Macri, discurso que repitió ante Efe.

«Debe cambiar toda la economía, tiene que haber trabajo porque somos un pueblo trabajador por más que nos han insultado», expresó Machado, quien lamentó que a los jubilados no les «alcanza» para comer.

Preguntada por quién le gustaría que estuviera en la Casa Rosada después de las elecciones, fue concisa: «Me gustaría Cristina porque tiene fuerza», dijo mientras flexionaba el brazo y se señalaba el músculo.

Tras unas primarias de voto obligatorio el 11 de agosto en las que se decidirán los candidatos definitivos de cada partido, el 27 de octubre tendrán lugar las elecciones generales, en las que se elegirá al nuevo presidente del país, se renovará la mitad de la Cámara de Diputados para los próximos cuatro años y un tercio de la de Senadores hasta 2025. 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here