Samuel Doria Medina Monje: “Yo soy un hotelero”

0
104

Ivone Juárez /  La Paz

Tiene 33 años. Se graduó en  economía en Estados Unidos. Sus inicios  como empresario están en la hotelería y gastronomía en la ciudad de La Paz, administrando el Hotel Andino y el restaurante Jardín de Asia, de propiedad de su padre Samuel Doria Medina, quien fuera el “rey del cemento” y candidato a la presidencia de Bolivia.

Samuel Doria Medina Monje es el tercer hijo del empresario y político Samuel Doria Medina. Hace  tres años dejó la ciudad de La Paz para ir  a Santa Cruz, a administrar el Hotel Los Tajibos, un símbolo de la empresa cruceña, adquirido por el Grupo Comversa, liderado por  los Doria Medina, en 2016.

El joven empresario se estableció en esa ciudad, está casado hace dos años con Carly Banegas y tiene dos hijos: Renata y Samuel, un bebé de un año y cinco meses. En su cargo de  gerente de Operaciones & Comercial de Los Tajibos, rodeado de “colaboradores”, que tienen en promedio  30 años -en su mayoría  mujeres, en muchas áreas- apuesta a mantener la esencia tradicional del hotel, pero rodeándolo de la tecnología de punta que gozan hoteles del exterior. El cuidado del medioambiente es otra marca que este hotelero milenial  quiere poner al Tajibos.

Con su administración, en 2018 el hotel  fue ganador del premio Bolivian’s Leading Hotel y finalista en el     South Americans Leading Conference Hotel del  World Travel Awards. Este año fue nominado nuevamente para coronarse   en esas categorías. El empresario pide a los bolivianos votar por Los Tajibos en la web worldtravelawards.com/vote.

Los Tajibos fue nominado nuevamente por el  World Travel Awards.

2018  fue  un año de  premios y nominaciones, y comenzamos 2019 con  muy buenas noticias: Booking.com nos calificó como uno de los mejores hoteles de Bolivia y  Sudamérica; Tripadvisor nos situó en el 1%  de los mejores hoteles calificados del mundo, y ahora tenemos esta nueva nominación de los Word Travel Awards, uno de los premios de turismo más importantes, como los Óscar en el cine. Lo fundamental de este reconocimiento es que la gente vota a través de internet.

El año pasado  entregaron el premio en Guayaquil, Ecuador, pero este año estamos muy emocionados porque el evento se realizará en La Paz, el 13 de julio. Los Tajibos es el hotel de todos los bolivianos y les pedimos que puedan votar por nosotros para ser el mejor hotel de Bolivia y llegar a ser el mejor hotel de centro de convenciones de Sudamérica.

Dos años como gerente de Operaciones, ¿cuáles son los logros?

Los Tajibos es diferente porque más que un hotel es un destino y ofrece una experiencia diferente, y en eso estamos trabajando desde 2016. Tenemos restaurantes, como Piegari, Jardín de Asia, La Terraza, y el centro de convenciones, y en junio abriremos un nuevo restaurante para incrementar nuestra oferta.

Hasta ahora invertimos más de  siete  millones de dólares en la remodelación de las habitaciones, restaurantes y, sobre todo, en mejorar el servicio al cliente. Los huéspedes a veces no lo  notan, pero hacemos cambios para mejorar cada vez más su estadía. Por ejemplo, ahora tenemos en todas las habitaciones una plataforma en con la que el cliente puede conectar su Netflix al televisor de la habitación. Tenemos un internet bastante rápido, unos 100 megas para nuestros huéspedes.

¿Cómo se diferencia Los Tajibos ante la gran oferta  de hoteles, no sólo en Santa Cruz sino en toda Bolivia?

Los Tajibos es muy diferente  de  los hoteles que hay en Santa Cruz y en Bolivia, que son edificios; nosotros somos un hotel plano, con 40.000 mts2 de infraestructura, con jardines donde se pasean pavos reales, tortugas y otros animales, en medio de una gran vegetación de árboles y flores, que los huéspedes pueden disfrutar.

 Tenemos el centro de convenciones más grande de Bolivia. Cerramos 2018 siendo el principal hotel de Bolivia. Al final del mes, todos sabemos cuántas noches vende un hotel en Santa Cruz. La Cámara Hotelera nos presenta informes estadísticos cada mes y Los Tajibos sigue siendo el principal hotel de Santa Cruz  y de Bolivia, porque es el más grande y con la mayor capacidad. Estamos por encima del 70% de ocupación, cada año  recibimos más de 50.000  huéspedes y más de  medio millón de personas, en los restaurantes y eventos. Seguimos siendo el hotel elegido por los clientes en todas las plataformas de internet.  Somos diferentes porque somos un oasis en el centro empresarial de la ciudad de Santa Cruz.

Los 400 colaboradores que trabajamos en el hotel garantizamos una gran estadía, como si el huésped estuvieran en casa. Así tratamos en Los Tajibos.

¿Un símbolo cruceño dirigido por un paceño?

Nosotros creemos algo que es muy importante, lo supimos leer y supimos mantener: respetar la tradición de Santa Cruz. No hicimos cambios abruptos; se hablaba mucho de  que íbamos a hacerlo, pero  mantuvimos la esencia del hotel, que seguirá creciendo porque se seguirá invirtiendo, porque estamos convencidos del potencial del hotel y de que el turismo es el potencial más grande del país.

Los Tajibos genera 400 empleos directos y miles de indirectos, y creemos que quien lo dirija tiene que entender a Santa Cruz. Los Tajibos es una tradición en Santa Cruz y todos los cruceños vivieron algo en él: su cumpleaños, su matrimonio, la primera comunión, graduación, algo. Por eso es fundamental  respetar que Los Tajibos es ícono de Santa Cruz, es una tradición. Este año cumplimos 44 años y debemos mantener esa tradición.

Es uno de los administradores más jóvenes que tuvo Los Tajibos, ¿qué trajo al hotel con esa juventud?

Tengo un equipo de colaboradores jóvenes, el promedio de edad es de los 30 años,  y la visión que tenemos es diferente: mantenemos y cuidamos la tradición de Los Tajibos, pero implementamos un alto servicio con tecnología, un servicio cálido, con el que el huésped sienta la familiaridad que siempre caracterizó al hotel.

Trabajamos arduamente para transmitir estas energías, fuerza y juventud a todo el personal.

Cuándo está fuera del país, en otros hoteles, ¿qué es lo que se empeña en traer a Los Tajibos?

Cuando viajo y veo algo novedoso, se lo comento a las gerentes del hotel, donde la mayoría son mujeres: somos siete gerentes, dos varones y cinco mujeres. Todas las sugerencias las  trabajamos en equipo y tomamos las decisiones, pero damos un paso más adelante, tenemos un equipo de calidad que se encarga de probar todo lo que vamos a implementar con el mismo cliente; no implementamos algo que nos parezca a nosotros, sino al huésped,  para ver si contribuye a su comodidad.

Así probamos muchos nuevos servicios. Por ejemplo, en el tema del cuidado del medioambiente, en el ahorro del agua -algo en lo que nos empeñamos-  lo probamos con nuestros clientes; lo mismo  hicimos con la tecnología, con la implementación de Netflix.  Si funciona con una buena cantidad de huéspedes,  lo implementamos en las 208 habitaciones que tenemos.

Toda la tecnología actual a nivel mundial está en Los Tajibos.  Ahora estamos trabajando para que nuestros huéspedes puedan realizar su chek-in desde su teléfono celular, a través de una aplicación. No necesitarán ni   una llave para abrir su habitación, la llave será su celular.

Los hoteles irán creciendo con la tecnología, que cambia día a día, y nosotros la  estamos aplicando. En ese sentido, cuando llegamos en 2016, hicimos cambios drásticos en el servicio de internet, que era deficiente; ahora tenemos el mejor servicio.

Hay hoteles en el mundo en los que no se tiene ningún contacto personal, ni siquiera para el chek-in. Uno se va del hotel y no habló con nadie. Eso es novedoso, pero nosotros no lo compartimos, porque la calidez en el servicio que tiene Los Tajibos es su mayor marca.

¿Planes con Los Tajibos y en la hotelería nacional?

Inicialmente, a corto plazo, el hotel  seguirá creciendo. En las siguientes semana se abre un cuarto restaurante, el bar más importante de Bolivia. Trabajamos para mejorar la experiencia de este destino, que es el hotel, trabajamos en un plan para tener una inversión importante.

¿Planes para la expansión?

Estamos concentrados en Santa Cruz a corto y mediano plazo. El turismo es el motor económico del país y tiene que crecer porque genera una gran cantidad de trabajo, porque el turismo es manos. Necesitamos hoteles y desarrollar el turismo en todo el país.

¿Alguna alianza?

Los Tajibos es un hotel boliviano. Mi padre se animo  a hacer la inversión cuando se enteró que había intereses extranjeros y por eso se hizo la inversión para mantener el ícono de Santa Cruz en manos bolivianas.

¿Se quedará en la hotelería?

Toda mi vida profesional la hice en la hotelería. Yo soy un hotelero.

¿Incursionará en la política, ¿seguirá los pasos de su padre?

No, estoy muy lejos de la política.

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here