Bagayeros vuelven a bloquear en Bermejo a falta de acuerdos

0
28

El sector bagayero de la ciudad fronteriza de Bermejo retomó ayer un bloqueo en el paso que conecta Aguas Blancas, de Argentina, con Bolivia, exactamente en el sector de Las Chalanas, además de otro punto de bloqueo en el ingreso al surtidor de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), que conecta Bermejo con Tarija.

La medida anunciada de forma indefinida se la realiza luego de 15 días de haberse implementado el nuevo modelo de importaciones que convierte a los trabajadores de frontera (bagayeros) en microimportadores.

Los bagayeros apoyados por el sector de los “gomones” (conductores de pequeñas embarcaciones) piden a las autoridades tarijeñas interceder para concretar una reunión binacional para tratar el tema y así poder seguir importando la mercadería que a la fecha se encuentra suspendida, así lo informó el representante del sector gomero, Emilio Contreras a radio Fides.

“Si es que las autoridades no se presentan a dialogar, vamos a tener que masificar la medida, de forma indefinida”, dijo Contreras.

El paso por el puente internacional se encuentra, por ahora, expedito. Sin embargo, no se descarta iniciar una medida de bloqueo en ese sector

Por otro lado, el sector bagayero del lado argentino inició, el pasado lunes, un bloqueo en la ruta N° 50 de Aguas Blancas-Oran.

Los bagayeros se oponen a los cambios porque en adelante podrán realizar una operación diaria con un tope de 500 dólares en mercadería (sólo textiles y calzados nuevos) y 24 operaciones mensuales, abonando los derechos de importación. Asimismo, deberán inscribir la nómina de los transportistas autorizados para la actividad.

 

SUBE EL PRECIO DE LA COCA EN LA FRONTERA

Los operativos en la frontera Bolivia-Argentina en los que se decomisaron varios kilos de coca elevaron los precios de la hoja hasta en 25 por ciento.

En la frontera, el medio kilo de hoja común, que hasta hace dos semanas se conseguía a 300 pesos argentinos (50 bolivianos), hoy se “cotiza” a 350, 370 y 380 pesos (63 bolivianos). Las cifras van en aumento a medida que sube la calidad.

Consultados al respecto, muchos clientes dijeron al portal Ahora, de Salta, que “aunque los porteños no quieran, igual vamos a coquear”. Pusieron de relieve la “profunda ignorancia” que sobre el tema dejan entrever desde Buenos Aires.

Fuente:laprensa.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here