Lecheros piden liberar precios y dar sustento al alza salarial

0
26

Página Siete /  La Paz

Los lecheros del departamento de Santa Cruz piden liberar los precios de los lácteos y dar un sustento técnico al incremento salarial, para que no sea sólo un reclamo sectorial que afecte a la industria.

Los incrementos salariales, el doble aguinaldo y el precio fijo de la leche en el mercado local afectan de forma negativa al sector, indicó el director de la Federación Departamental de Productores Lecheros (Fedeple) de Santa Cruz, Javier Velarde.

“La política salarial del Gobierno nos está afectando tremendamente. Ese es un problema muy serio para nosotros, porque incluso teniendo crecimiento negativo tenemos que cancelar incrementos salariales; a esto se suma que nosotros tenemos precios fijos para los productores por la venta de leche cruda. Es por eso que nos vemos afectados”, manifestó Velarde.

De acuerdo con el director de la Fedeple, el Gobierno debe adoptar una  política salarial enfocada en sustentos técnicos, no sólo en demandas de la parte obrera.

Asimismo, insistió que debe liberarse el precio de la leche cruda y procesada, ya que ambos están fijos y no se  relacionan con los precios internacionales.

“Hay que estudiar el precio que se les paga a los productores, el precio de venta y hacer una fórmula para que el precio sea competitivo en el país, además, es necesario un incentivo al consumo de los productos nacionales”.

Agregó que las importaciones legales de lácteos se fueron incrementando y generando una competencia difícil para los productores, ya que estos productos ingresan a precios bajos, acordes a los movimientos de los mercados internacionales.

Con base en datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE)  en 2018, las importaciones de  productos lácteos destinados al mercado boliviano llegaron a los 22 millones de dólares, mientras que las exportaciones fueron de 14 millones de dólares. Por entonces, los mayores proveedores de lácteos eran Perú, con 38%, seguido de Uruguay, con 17%, y Paraguay, con 9%; además  Argentina y Brasil.

Otro de los problemas que atraviesa el sector es el bajo consumo de leche en el país, ya que mientras el promedio de ingesta anual  de leche per cápita en los países vecinos supera los 160 litros, en Bolivia no supera los 62 litros, por lo que se deben elaborar políticas nacionales que incentiven el consumo de leche.

“Nosotros estamos en el camino de que haya un mejor consumo de leche, mostrando las bondades de la leche en el desarrollo intelectual y físico de los jóvenes, porque una persona mejor nutrida puede explotar de mejor manera su potencial”, afirmó.

Sin embargo, aclaró que estas medidas deben ser acompañadas por un mejor control en las fronteras para evitar el ingreso de productos lácteos de contrabando, que generan una competencia desleal para los productos nacionales  al tener que lidiar con precios que son más bajos.

 

 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here