Suárez denuncia acoso político y el MAS pide consultar su baja al TCP

0
24

En una audiencia marcada por la disconformidad de la bancada del Movimiento al Socialismo (MAS) por el informe legal que ratificó que la presidenta del Concejo Municipal no tiene ningún impedimento para asistir a las sesiones pese a tener una baja médica por maternidad, Karen Suárez (Demócrata) abandonó el pleno denunciando acoso político, pero dijo que continuará asistiendo.

“Hay dos informes legales de Asesoría Legal del Legislativo que avalan mis actos que me permiten ejercer la presidencia. Nunca me he aferrado a la silla edil ni a un cargo”, explicó Suárez antes de salir.

Después de que el informe ratificó que Suárez no tiene impedimento para ejercer su cargo, debido a que los derechos sociales y políticos no se sobreponen, siete concejales plantearon que se remita una consulta al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), al Colegio de Abogados y la Autoridad de Supervisión de la Seguridad Social (Asuss).

La decisión puso en evidencia la división en el Movimiento Demócrata Social e hizo que los concejales Edwin Jiménez (Único) y Sergio de Rodríguez (MAS) se retiraran de la sala. “No quiero estar inmerso en casos de acoso y violencia política”, dijo Jiménez.

Aunque los asesores ratificaron “la inexistencia de algún impedimento que restrinja el derecho político de Suárez”, las concejalas Celima Torrico y Rocío Molina, del MAS, cuestionaron el criterio legal y pidieron dar lectura al informe que ellas solicitaron al Servicio Estatal de Autonomías (SEA).

El informe fue enviado por fax en menos de 24 horas y en su parte conclusiva señala que “la concejala con baja no está posibilitada de ejercer sus atribuciones como concejala municipal mientras dure su impedimento temporal”.

Asimismo, indica que, si la legisladora realiza alguna atribución sin contar con la habilitación, sus “actos podrían ser considerados nulos”. La nota causó controversia e influyó para que Suárez cediera su cargo por algunas horas al concejal Flores, quien declaró un cuarto intermedio en la sesión hasta hoy.

La disposición también se tomó porque la Comisión Primera no pasó al pleno los papeles para tratar el incremento salarial, expresó.

Junto Suárez se retiraron los concejales Edwin Jiménez (Único) y Sergio Rodíguez (MAS) para no ser testigos “de un acto de acoso político” contra su colega.

COCA NIEGA REUNIÓN CON EL MAS

El concejal Carlos Coca (Demócrata) negó haberse reunido con legisladores del MAS para inhabilitar a Karen Suárez de la presidencia del Concejo Municipal con el fin de anular la resolución que designó a Iván Tellería como alcalde suplente temporal.

La declaración la realizó tras conocer que en diferentes redes sociales circula un audio en el presuntamente revela a otra persona que se habría reunido con las concejalas Rocío Molina y Celima Torrico.

“Es un audio montado. Quieren crear el fantasma de que Coca está detrás de la silla edil para desprestigiarme y amedrentarme”, subrayó.

CONCEJALA RECHAZA QUE HAYA AUTORIZADO REABRIR LOCAL Y PIDE ACLARAR AL EJECUTIVO

REDACCIÓN CENTRAL

La presidenta del Concejo Municipal, Karen Suárez, negó que la anulación de obrados hasta el vicio más antiguo del proceso para renovar la licencia de la barra americana Pretty Woman, en 2018, cuando era alcaldesa suplente, haya servido para autorizar la reapertura del local en 2019.

“Lo único que se hizo fue resolver un recurso jerárquico que resuelve volver al vicio más antiguo por un error en el procedimiento”, remarcó.

La exalcaldesa sostuvo que su actuación no fue vinculante para que en febrero de 2019 la Alcaldía renueve la licencia de funcionamiento del local.

“Sería importante que las personas que están a cargo de lo que es la administración tributaria del Ejecutivo aclaren esta situación en base a documentación”, agregó.

Este medio buscó sin éxito la versión del jefe del departamento de Atención al Contribuyente de la Alcaldía, Henry López, para conocer por qué el establecimiento sigue funcionando si existen antecedentes de que fue clausurado en dos ocasiones.

Ayer, la secretaria del funcionario señaló que éste estaba en una reunión y que hoy podría atender consultas.

El abogado Dante Reyes afirmó que la denuncia que presentó el martes contra Suárez y otros tres exfuncionarios continúa. Según Reyes, “la unidad que ordenó la anulación a la alcaldesa de entonces debió haber emitido una nueva resolución en la que se corrija el término procedente por rechaza”.

Ratificó que el local no cumple lo que establece la Ley Municipal 0013/2013 respecto a la distancia que debe tener de campos deportivos y centros de salud.

Según documentos del caso, la resolución de Suárez culminó con el rechazo definitivo de la renovación en la Secretaría de Atención al Ciudadano, pero el local inició un nuevo trámite que se atendió en la gestión de Iván Tellería y en febrero logró su autorización.

Fuente:lostiempos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here