Cinco virus provocaron 42 muertes y expertos ven 4 factores de riesgo

0
14

La presencia de cinco virus en el país provocó la muerte de 42 personas entre enero y la primera semana de agosto de este año, según el reporte del Ministerio de Salud en su último parte epidemiológico.

Los expertos en el área expresaron que estos brotes se deben a varios factores entre los que destacan cuatro: los chaqueos, invasión a áreas selváticas -en el caso del arenavirus y hantavirus-, la poca eliminación de los criaderos de mosquitos transmisores del dengue, zika y chikungunya y la falta de condiciones para la adecuada atención.

El informe publicado por el Ministerio toma en cuenta al hantavirus, dengue, influenza A (H3N2 y H1N1) como los eventos que produjeron la muerte de 39 personas en todo el país. Sin embargo, no se incluye la cantidad de fallecidos por arenavirus, que de acuerdo a los reportes previos de la misma entidad provocó tres decesos.

Los expertos en el área de epidemiología señalaron que el rebrote de los virus no se puede controlar de manera específica, más aún cuando éste se inicia en el área rural.

Asimismo, señalaron que existen condiciones que permiten el rebrote de algunos virus. En el caso del hantavirus y el arenavirus, el ingreso de personas a las áreas selváticas y la presión urbana contra los bosques generaron la propagación de estos.

“El problema si hablamos del arenavirus y hantavirus están en su lugar, mientras no vayamos a buscar, a molestar al monte, ellos están en su nicho. Entrar al monte a chaquear sin ningún cuidado, esos (por los roedores) están ahí en el monte, están tranquilos”, indicó el especialista y exdirector de epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Cochabamba, Efraín Vallejos.

Por otra parte, el dengue hasta la fecha tiene un registro de casos que supera ampliamente al que se reportó el año pasado. La no eliminación de criaderos de los mosquitos Aedes aegypti se apunta como una de las posibles causas que genera un crecimiento sustancial en la cantidad de casos confirmados hasta la fecha.

 

Arenavirus y hantavirus

La reaparición del arenavirus y el hantavirus, que son transmitidos por roedores que viven, de manera específica, en selvas y lugares de complicado acceso, es lo que más llama la atención.

De enero a la fecha se confirmó 34 casos y siete personas fallecieron a causa de hantavirus. La cantidad de casos es llamativa, más aún si se considera que la misma está cerca de duplicarse.

En el caso del arenavirus, al ingreso de poblaciones a zonas selváticas se suma la falta de condiciones en hospitales.

“El primer caso (de arenavirus) es rural y en esas condiciones no hay (atención específica), entonces a nivel de Caranavi, por ejemplo, no existe la atención. Ese tipo de casos deben ser atendidos en centros totalmente equipados con medidas de bioseguridad, con personal equipado y puede darse en hospitales de tercer nivel, en una zona de aislamiento”, explicó el epidemiólogo Faustino Torrico.

Asimismo, el médico detalló que ningún país está “exento” de un nuevo brote o aparición de un virus.

 

Si bien se siguen los protocolos que están establecidos, mantener en alerta un sistema de alta seguridad es “extremadamente caro”.

“Creo que sería descuidar otros niveles de prevención. Quizá el país puede designar un solo centro donde se podría atender esto en todo el país, es posible, pero los recursos que se necesitan son enormes”, aseguró.

 

Dengue

La cantidad de casos de dengue que se registró en los primeros siete meses de 2019 provoca que haya un nivel de alerta.

Desde enero hasta la fecha, en Bolivia se reportó 4.305 casos confirmados. En la última semana computada sobre este evento de características vectoriales, tres personas perdieron la vida.

La presencia del mosquito Aedes Aegypti es la que provoca que las instancias de salud alerten sobre un incremento considerable de casos en los próximos meses, tomando en cuenta que todo dependerá del aumento de la temperatura.

“No es un peligro inminente, pero es una probabilidad, ahora no tenemos riesgo, estamos controlando. Hemos visto en casa criaderos de mosquitos y están mezclados con el mosquito zancudo”, detalló Vallejos.

Para este caso, la fumigación no es la única solución, tomando en cuenta que se pierden otras especies como las abejas y las mariposas.

Por ello, es más aconsejableevitar que las aguasestancadas se conviertan en criaderos de mosquitos. La limpieza es fundamental para luchar contra el mosquito transmisor de esta enfermedad.

 

APUNTE

Arenavirus es del genotipo Chapare

Hace menos de un mes y luego de que se obtuvieran los resultados por parte del Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), con sede en Atlanta, Estados Unidos, se informó que el arenavirus que afectó a médicos en Caranavi es del tipo Chapare.

 

Según el CDC, el virus Chapare fue descubierto en 2004 y, al igual que los otros arenavirus, se encuentra en roedores salvajes “Callomis callosus”. En 2003, ese virus provocó la muerte de un joven del trópico de Cochabamba.

 

El virus también apareció entre enero y marzo de 1971, en Cochabamba, y provocó la muerte de cuatro personas internadas en el hospital Elizabeth Seton.

 

DE PRIMERA MANO

Ratones transmiten al menos tres virus

Los roedores pueden transmitir al menos tres tipos de virus: el arenavirus, leptospirosis (que no registra casos este año) y el hantavirus, que ya se ha cobrado la vida de siete personas en cuatro departamentos.

 

El brote de hantavirus en el regimiento de Sanandita, en abril, dejó dos muertos y más de 200 soldados afectados. Otro brote en Yacuiba provocó el fallecimiento de un soldado.

 

Los roedores que transmiten estas enfermedades no ingresan a las ciudades, por lo que la invasión humana a zonas rurales, boscosas y selváticas es la principal razón de estos brotes.

 

OPINIONES

No se trata de contingencia, es un tema conductual hablando del dengue. De los otros (hantavirus y arenavirus) es netamente selvático, tienen nichos ecológicosy los estamos invadiendo”.

Efraín Vallejos

Epidemiólogo

 

Los médicos estamos expuestos a cualquier brote de cualquier virus. Las condiciones son las mismas y no están dadas para poder ejercer la profesión en condición de bioseguridad.

Carlos Nava

Secretario general de Sirmes

 

esp_virus_1_apg.jpg

Personal del hospital Obrero de La Paz se protege con barbijos luego del caso de arenavirus, en junio pasado.
APG

Nava: “La situación es crítica para el control”

Carlos Nava, secretario general del Sindicato Médico y Ramas Afines (Sirmes) de Cochabamba, señaló que existe una situación crítica de infraestructura, de medidas de bioseguridad y falta de personal para controlar cualquier tipo de brote de virus.

Con el rebrote del arenavirus, los médicos quedaron expuestos debido a que, según Nava, no se tiene insumos e implementos adecuados para tratar los brotes.

“Si no hay condiciones de vigilancia epidemiológica, no hay infraestructura y no hay presupuesto, las quiebras en los hospitales se están haciendo evidentes”, señaló.

Nava apuntó que todas las afirmaciones del Ministerio de Salud son falsas, tomando en cuenta que no existen las condiciones para que los médicos puedan atender con seguridad a pacientes infectados.

“El hospital que tenga atención de este tipo, debe reunir las condiciones estrictas de aislamiento, además de mantener al paciente aislado y controlado bajo vigilancia epidemiológica con los medicamentos necesarios y los laboratorios suficientes para identificar la cepa que provoca el virus”, señaló.

 

esp_virus_2_el_deber.jpg

Médicos trasladan a un paciente con hantavirus, en Santa Cruz.
EL DEBER

Las limitaciones del servicio de laboratorio

La falta de equipos de alta tecnología y capacitación son algunos de los principales problemas, según especialistas, que enfrenta el servicio de laboratorio en Cochabamba, un área esencial para identificar el agente de una afección.

“Nos falta bastante equipamiento y capacitación personal. El problema es, en muchas ocasiones, que en las instituciones estatales cada tanto hay rotación de personal”, expresó Christian Villarroel, un profesional con más de 20 años de trayectoria en el área.

Para Fabio Choque, responsable del laboratorio de la Facultad de Veterinaria de la UMSS, falta proyección y enfoque en el manejo de casos de urgencia como el arenavirus.

La falta de infraestructura no sólo se refiere a la construcción de centros que brinden servicios de laboratorio, sino que estos estén en condiciones de acuerdo a normas internacionales, según las cuales “un laboratorio debería estar a kilómetros de la parte urbana para poder manejar y aislar casos delicados”.

Fuente:laprensa.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here