Recién nacida con corazón fuera del tórax permanece bajo cuidados intensivos

0
10

Leonardi tiene un día de nacida y a las 10 horas de llegar al mundo debió viajar más de 900 kilómetros para intentar salvar su vida. Junto a sus padres, Walter Cuéllar Toledo (25) y Lizandra Montero Banegas (18) salieron de la comunidad Santo Corazón en la Chiquitania, distante a 384 kilómetros de San Matías y perteneciente a la provincia Ángel Sandóval. La joven pareja no imaginó que al recibir a su segunda hija tendrían que enfrentar una realidad adversa, Leonardi nació con el corazón fuera del tórax.

Inmediatamente después del nacimiento, la médica que atendió el parto natural, Cristiane Flores, recordó un caso similar de sus épocas de practicante y siguió los protocolos para cuidar la fragilidad del órgano, consultando algunas dudas a sus colegas.

Lo siguiente fue empezar a gestionar ayuda para trasladar a la pequeña, de 2.900 kilos de peso y 47 centímetros de estatura, a la capital cruceña. Según la doctora, la bebé llegó con un aspecto saludable y tiene posibilidades de sobrellevar las cirugías que necesita.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1551469702838-0-1’); });

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1550761762380-0-1’); });

“Viajó llorando, le pusimos gasas estériles y tratamos de abrigarla para evitar la hipotermia”, contó sobre su paciente.

Antes de eso, Flores debió convencer del traslado a los padres, que se negaban a realizarlo por el temor a los gastos elevados y la escasez de dinero. En la comunidad donde viven Cuéllar es agricultor y su esposa realiza labores de casa.

Sin embargo, la doctora no bajó los brazos y siguió haciendo las gestiones. Horas más tarde solicitó la ayuda de las autoridades, que en coordinación consiguieron que la niña llegue a la Caja Petrolera cruceña y sea atendida por sus especialistas.

En ese centro se quedó Leonardi, junto a su mamá, mientras que su padre espera noticias afuera.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1550761882813-0-1’); });

Una comitiva lo acompaña y le han conseguido alojamiento y alimentación para su estadía.

Empero, las necesidades de la familia serán muchas en los próximos días, por lo que cualquier colaboración se la puede hacer llegar llamando al celular del padre, con el número 73394959.

Entre ellos se encuentran el asambleísta departamental Alcides Villagómez y los representantes del Servicio Departamental de Salud de la Gobernación cruceña. Ellos se encargan de la logística, junto al alcalde de San Matías, Fabio López, que propició el viaje en avioneta.

Una afección rara

La condición de Leonardi, que recibe el nombre científico de ectopia cordis, tiene una frecuencia de ocho casos en cada millón de nacimientos. Generalmente, la afección es detectada con una ecografía, pero en el caso de esta familia el examen no se realizó porque la mamá no pudo viajar.

googletag.cmd.push(function() { googletag.display(‘div-gpt-ad-1550762046508-0-1’); });

“Ella solo tuvo cuatro controles y no fue a Roboré, que es el centro de salud donde refiero a mis pacientes para la ecografía”, indicó Flores y añadió que la comunidad donde viven es de difícil acceso. A ello se suma que la calidad de las comunicaciones es mala y a veces inexistente.

Hasta el cierre de esta edición, la Caja Petrolera no había emitido un informe que reporte la estabilidad de la pequeña o la fecha para realizarle alguna cirugía. Sin embargo, se conoce que seguirá en valoración en la sala de terapia intensiva de ese hospital.

Fuente:eldeber.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here