Argentinos temen por ahorros tras la devaluación del peso

0
7

EFE / Buenos Aires

 La gente en Argentina estuvo ayer, por segundo día consecutivo, pendiente de cómo evoluciona el peso, que se ha devaluado sin tregua frente al dólar estadounidense tras las elecciones primarias que el pasado domingo castigaron con severidad la gestión del Gobierno de Mauricio Macri.

En el centro de Buenos Aires, varias calles son conocidas por aglutinar casas de cambio que habitualmente operan con turistas, aunque desde el lunes  han visto crecer su actividad, entre gente que entra temerosa a comprar o vender dólares y otros que se acercan a seguir los valores que indican los tablones, los grandes protagonistas de la actualidad nacional.

La economía del país austral, habituada a la incertidumbre y a los vaivenes, tiene su reflejo en sus ciudadanos, que estos días, mientras siguen con recelo los últimos datos del estatal Banco Nación, se cuestionan qué hacer con sus ahorros: mantenerlos en la inestable moneda local o buscar otra divisa más fuerte.

Gabriel Kramarz, uno de los muchos argentinos que clava sus ojos en los tablones de cambio, asegura entre risas que no tiene ahorros y que de tenerlos esperaría a que se estabilicen los precios para convertirlos a dólares.

“Compraré (dólares) pero no con estos precios, esperaré si baja algo y compraré más barato”, afirmó en el centro bonaerense.

A pesar de haber vivido durante más de medio siglo en su Argentina natal todavía se sorprende de una economía única por su volatilidad. 

“Una cosa que era inesperada, tanta volatilidad de cambio y que bajen tanto las acciones de las empresas argentinas… No sé cómo seguirá esto. (…) Pensé que iba a subir el dólar pero no tanto, el cambio político va a ser importante”, añadió, para luego vaticinar que para el 27 de octubre, día de la primera vuelta de las elecciones presidenciales el dólar estará a unos “65 o 70” pesos por unidad.

Si bien la mayoría duda entre pesos y dólares algunos ciudadanos, más creativos o tradicionales, apuestan por otras vías.

“Hay que esperar que aclare un poquito y seguir ahorrando en ladrillos como me enseñó mi padre, inmigrante, cuando vino a Argentina”, señaló a EFE Abel Matuisi, quien afirma que el año que viene, un dólar podrá cambiarse por “100 pesos”.

La mayoría de los ciudadanos, aunque se encuentran asustados, optan por el optimismo, sabedores de que el país ya salió de muchas crisis económicas en su historia. “Esperemos que se estabilice y no se desmadre la situación”, dijo Bernardo Maresca.

 Juan Pablo Padilla, quien llegó hace 8 años procedente de Colombia espera que el dólar se estabilice. “Tiene que bajar (el precio del dólar) antes de las elecciones, yo lo que voy a hacer es aguantar con lo que tengo y antes de las elecciones volver a comprar y esperar a que sea lo que Dios quiera en las elecciones, es una ruleta”, aseveró.

Juan Pablo sale de una de las casas de cambio acompañado de su madre, Rudesiela Mocaliano, quien está unos días de visita en el país, preocupada por la situación de su hijo, y también está viviendo la otra cara de la situación: la devaluación del peso es un atractivo para los turistas.

El trabajo es una de las recetas más recurrentes para la situación de crisis. “Yo soy un obrero como cualquier otro, y hay que poner el hombro como cualquier día para ganar el peso y está jodido para nosotros”, dice Ramón Alfredo Ayala.

En Buenos Aires, la moneda argentina perdió 1,77% y cerró cotizando a 58,33 pesos tras varias intervenciones del Banco Central. El lunes se había devaluado 18,76%. Se teme que esto  se traslade rápidamente a los precios de bienes de consumo masivo

Los bonos públicos argentinos ahondaron su bajada, con caídas promedio del 5 %, con el índice de riesgo país que superó los 1.700 puntos básicos.

La crisis  tuvo más peso que corrupción 

El analista económico, Gonzalo Chávez, opinó que la   situación económica en Argentina   tuvo mayor peso que  la corrupción.

En su cuenta de Facebook el académico, opinó también que  el neoliberalismo no es camino para salir de crisis y que  el discurso populista “facilón” tiene gran audiencia.

 Advirtió que el  próximo gobierno de izquierda en Argentina deberá enfrentar una seria  crisis económica y volver a lidiar con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Los resultados dejan lecciones para Bolivia.

 “El  tema de la estabilidad económica y el crecimiento será más fuerte en la campaña. El oficialismo usará el miedo como arma electoral. Carlos Mesa  será presentado como el Macri boliviano y la vuelta al neoliberalismo se mostrará como el cucu”, precisó en su análisis. En ese contexto, la oposición tiene el deber de buscar la unidad programática, añadió.

Evo asegura que hay una  rebelión contra el FMI

 El presidente del Estado, Evo Morales, consideró que el resultado de las elecciones primarias en Argentina, en las que triunfó el peronista Alberto Fernández, es  una “rebelión” contra el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Yo puedo entender que es una rebelión del pueblo argentino contra el modelo económico del Fondo Monetario Internacional y nos debe llevar a una profunda reflexión, eso entiendo”, dijo Morales en una rueda de prensa en La Paz en la que se refirió a diversos temas. “Ustedes saben cómo está Argentina en temas económicos”, agregó.

Reconoció que “preocupa bastante” a las autoridades bolivianas los posibles efectos que podría tener el “problema económico” de Argentina en Bolivia.

El Presidente boliviano explicó que estuvo dialogando con empresarios y dirigentes sindicales afines a su Gobierno al respecto y demandó tener un diálogo similar con los gremios de periodistas para ver “cómo nos puede afectar y cómo podemos blindarnos” ante los problemas económicos en Argentina.

 Morales, cuyo Gobierno mantuvo una estrecha relación con el de Cristina Fernández, se ha referido recurrentemente en los últimos meses al caso de Argentina para asegurar ante sus seguidores y los medios que en aquellos países de la región donde ha vuelto a gobernar el “neoliberalismo” hay problemas económicos. En las primarias del domingo el actual presidente argentino, Mauricio Macri, quedó segundo con el 32,08% de los votos, detrás de Alberto Fernández, que obtuvo el 47,65 %. (EFE)

 

 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here