Los ritos para la Pachamama inspiran a artistas bolivianos

0
14

EFE / La Paz

 Los sullus o fetos de llama disecados,  hojas de coca y  dulces de colores, entre otros elementos de las ofrendas que se dan en este  mes  a la Pachamama o Madre Tierra, han servido de inspiración a una treintena de artistas bolivianos para reflejar en sus obras toda la “ritualidad” de este tiempo.

Agosto es el mes para “dar de comer” a la Pachamama”. Por eso se le brindan estas ofrendas, que contienen una diversidad de objetos para pedir a la deidad andina que no falte trabajo, salud, prosperidad y a la vez agradecerle los bienes obtenidos.

Artistas bolivianos plasmaron en pinturas, esculturas y en metal la representación de la Madre Tierra y de los objetos más característicos de las ofrendas, en una muestra que se exhibe durante este mes en el Museo Costumbrista de La Paz.

“Los artistas se han inspirado y han hecho de su obra una propia creación de lo que para ellos significa la ritualidad en el tiempo de la Pachamama, explicó a EFE la responsable del museo Costumbrista, Mónica Sejas.

La exposición tiene como punto central un feto de llama que está colgado entre lanas de colores y una “mesa” con dulces que se ofrenda a la Pachamama.

Alrededor de ellas, formando un círculo, están varias de las obras de arte unidas por lanas de colores, otro elemento fundamental en una ofrenda para la Madre Tierra.

Según Sejas, el espacio está distribuido de esa forma para mostrar que el “centro de la ritualidad” gira en torno a la mesa de ofrenda de agradecimiento que muchos bolivianos otorgan a la Madre Tierra desde el primer día de agosto.

Este mes es el elegido para las ofrendas porque concluye la primera temporada agrícola en el mundo andino y, según las comunidades indígenas, en este momento del año, la Madre Tierra “abre la boca” para alimentarse con ofrendas que retribuyan los frutos dados y los que dará en el futuro. 

Entre los artistas que forman parte de la muestra figura Rodrigo Paucara, quien representó a la Madre Tierra con la imagen de una mujer indígena cerrando los ojos. 

También está Pascual Cori, quien hizo una escultura de la silueta de una mujer andina.  Leslie Magne representó la ritualidad de esta época a través de una escultura de un “yatiri”  que prepara una ofrenda a la Pachamama.

Asimismo, la artista Debra Candia representó este tiempo con la pintura de una llama, con los ojos vendados y el cuello adornado con serpentinas de colores, que será sacrificada en el ritual milenario andino conocido como Wilancha.
 

 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here