Fuego no cede y expertos sugieren cambiar estrategia en Chiquitanía

0
46

A pesar del despliegue de aeronaves, helicópteros, equipo pesado y más de 5.500 personas que combaten el incendio en la Chiquitanía, conocido como el Plan Tajibo, el fuego sigue avanzando y los focos de quema no bajan, por lo que expertos internacionales que llegaron al país sugirieron cambiar de estrategia.

Un grupo de 16 expertos en gestión de riesgos de EEUU, Costa Rica, Ecuador y otros países se reunió con autoridades nacionales y de la Gobernación de Santa Cruz, luego de un sobrevuelo a las zonas afectadas, y señalaron que el incendio en la Chiquitanía es uno de los peores que han visto.

El gobernador cruceño, Rubén Costas, aseveró que los expertos señalaron que nunca vieron un incendio de esa magnitud en bosques ecuatoriales y que cuatro factores detonantes coincidieron para que se desate un incendio de esas características: la sequía, las altas temperaturas, los vientos y la incidencia humana.

“Cuando yo digo que los expertos piden que tengamos cuidado, nosotros escuchamos, son fenómenos extraordinarios que (los expertos) no han visto en ningún lugar en el mundo, estos fenómenos que se están dando son imposibles en algunas áreas de combatirlos de forma terrestre, es muy peligroso”, dijo .

Por ello, el plan desplegado por el Gobierno no es efectivo, aseveró la Gobernación, a tiempo de señalar que los expertos internacionales propusieron un plan alternativo basado en el uso de maquinaria pesada para hacer cortafuegos, es decir, zanjas alrededor de los focos de quema para impedir que avancen a otras zonas.

“Ellos (los expertos) tienen una propuesta, la única propuesta fiable significa todo el trabajo con maquinaria haciendo líneas de cortafuego a distancia. (Para ello) se van a necesitar muchas máquinas, necesitamos más orugas en todos los lugares del incendio. Ésta es una prioridad y el Gobierno lo debe tomar como tal, porque esto ya no da abasto”, aseveró Bruno.

Costas convocó al ministro de Defensa, Javier Zavaleta, a una reunión de coordinación para analizar estas propuestas y consensuar un trabajo conjunto para combatir el fuego.

Según el último reporte del Comando de Incidentes del Gabinete de Emergencia Medioambiental, los focos de calor pasaron de 311 el 1 de septiembre a 3.367 el 9 de septiembre, concentrándose la mayor parte de los incendios en Charagua, Concepción, San Antonio de Lomerío, San Ignacio de Velasco, San José de Chiquitos, San Matías y San Rafael.

Bomberos voluntarios que estuvieron en el lugar señalaron que no existe coordinación con los responsables de los equipos aéreos para sofocar los incendios.

“En otros incendios, el avión volaba entre 10 a 15 veces por día y aquí no llegamos ni a cinco. Es una serie de desavenencias, de falta de coordinación que hace que, por ejemplo, lleguen mil equipos de protección personal para bomberos y se los den a los soldados. Ellos podían estar haciendo y cumpliendo otra función”, aseguró Mario Aranibar, bombero del SAR.

Mencionó que hay acciones desatinadas y que el Gobierno decidió “meter a los soldaditos allá, sabiendo que no tienen una capacitación adecuada, se arriesgan. Hay un conflicto de competencias terrible y una politización de la situación que da pena”.

 

El fuego arrasó más de 2,1 millones de hectáreas, el 40 por ciento en áreas protegidas, según reporte de la Gobernación de Santa Cruz.

 

DATOS

Indígenas alistan marcha. La Primera Gran Cacique de la Nación Chiquitana, Beatriz Tapanaché, anunció que los indígenas de tierras bajas iniciarán una marcha de protesta el próximo 16 de septiembre en demanda de la declaratoria de desastre nacional con el fin de recibir más ayuda internacional para salvar la “casa común y pulmón del país”.

Naves entran en acción. El avión de cooperación rusa Ilyushin y el helicóptero Chinook, alquilado por el Estado, realizaron ayer sus primeras descargas de agua en puntos denominados críticos, por los altos focos de fuego, San Ignacio, Puerto Suárez y Concepción, informó el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), Williams Kalimán.

 

FUNDACIÓN: FUEGO SE SALIÓ DE CONTROL

El responsable de la Fundación de Conservación del Bosque Seco Chiquitano, Reynaldo Flores, a través de un video difundido ayer, dio a conocer que la situación en Santa Cruz, en particular en la población de Concepción, está “fuera de control” debido a los incendios forestales que hace más de un mes no pueden ser apagados. “La situación ha empeorado en Santa Cruz, en Concepción (donde estamos) la situación está fuera de control, no se ha podido controlar nada, los incendios son muy grandes, no hay el suficiente personal como para poder apagar”, sostuvo.

Según el responsable, a pesar de la ayuda internacional de los bomberos de varios países, los focos de calor se reactivaron en diferentes regiones. “Los focos de calor se reactivaron en San Ignacio, San Rafael, Roboré, San José; son focos incontrolables, está grave la situación”, detalló.

Flores informó que, tras una reunión entre autoridades y expertos internacionales, se concluyó que el incendio en la Chiquitanía es el “más grave que se dio en Sudamérica y que, si no hay una declaratoria de desastre, es difícil” enfrentarlo.

 

ROMERO: HAY CHILENOS INVOLUCRADOS EN INCENDIO

REDACCIÓN CENTRAL

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró ayer que existen chilenos involucrados en incendios forestales, que continúan en la Chiquitanía pese a los continuos esfuerzos de diferentes niveles del Estado, voluntarios y la ayuda internacional por controlar el desastre.

“Nosotros tenemos cinco casos de investigación cerrados y hay otro caso que vamos a abrir inmediatamente. Hay gente que habría provocado de manera deliberada las quemas, no podemos decir que son colonos o son comunarios, tenemos inclusive gente de nacionalidad chilena involucrada en un caso de San José de Chiquitos”, dijo el Ministro de Gobierno.

En los últimos días surgieron una serie de versiones que apuntan a los colonos de provocar los incendios e incluso se dio a conocer por redes sociales que mientras los bomberos logran controlar el fuego en algunos puntos, luego casi de inmediato se vuelve a incendiar en dichos sectores generando una cadena de especulaciones y susceptibilidades.

Pero el presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, presumió que activistas también están involucrados en los incendios.

“No queremos prejuzgar, pero, lamentablemente, al parecer (existen) algunas personas, activistas, que están utilizando y están provocando estos incendios con fines políticos y eso es un crimen, están matando la biodiversidad”, afirmó Borda.

Fuente:laprensa.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here