Bolivia tuvo 3 candidatas a la presidencia y 7% de ministras

0
44

En los últimos 67 años (contabilizados desde la Revolución de 1952 y la vigencia del voto universal), Bolivia sólo tuvo tres candidatas a la presidencia del Estado y de los casi 1.000 ministros que se tuvieron en ese tiempo sólo 75 ( 7 por ciento) fueron mujeres.

Las cifras, contabilizadas en ocasión del Día de la Mujer por la campaña #Protagonistas: Paridad-Poder-Juventudes (iniciativa de la Coordinadora de la Mujer e IDEA Internacional, con el apoyo de la Embajada de Suecia), develan que pese a los avances la participación histórica de la mujer boliviana en política muestra cifras exiguas.

En el tiempo en cuestión, Bolivia sólo contó con una presidenta, Lidia Gueiler Tejada (1979-1980); tres candidatas a la presidencia (Remedios Loza en 1997, Ana María Flores en 2009 y Ruth Nina en 2019), y 17 candidatas a la vicepresidencia. La presencia masculina es abrumadora con 132 candidaturas presidenciales y 119 vicepresidenciales.

Además, desde 1952 se realizó 1.072 designaciones ministeriales, de las cuales 997 han sido a hombres y sólo 75 (7 por ciento) a mujeres.

La primera ministra (de Trabajo) fue Alcira Espinoza (1969). Tuvieron que pasar otros 10 años para que Ana María Romero asuma como Ministra de Prensa.

A pesar de que en los últimos años hay más espacios para ellas dentro de la política nacional, ningún Gobierno en 67 años logró paridad de mujeres en el Gabinete, aunque el segundo mandato de Evo Morales (2009-2014) registró la mayor participación femenina (39 por ciento).

En cuanto a legisladoras, de una diputada en todo el Parlamento en 1982 se llegó a 83 mujeres (16 senadoras y 67 diputadas) en 2014.

El Senado ha sido históricamente más resistente a la equidad. En 1989 se escogieron a las primeras senadoras y hasta hoy no se logró paridad.

La Cámara de Diputados ha tenido mejor desarrollo, ya que la presencia femenina subió y logró paridad en 2014. Ese año, la nueva gestión gubernamental comenzó con 50,7 por ciento de mujeres en la Cámara Baja y 44 por ciento en la Cámara Alta.

 

EL MARCO LEGAL QUE FAVORECIÓ A MUJERES

La Ley 1779 (Ley de Cuotas, 1997) obligó a los partidos a incorporar en sus listas de candidatos a un mínimo de 30 por ciento de mujeres.

La Ley 26 de Régimen Electoral asegura la presencia de mujeres no sólo en las listas, sino también en los resultados.

Otras normas que marcaron hitos: Ley 1983 de 1999, la Asamblea Constituyente de 2006, la Constitución Política del Estado de 2009, Ley 18 de 2010, Ley 243 de 2012, Ley 348 de 2013 y la Ley 1096 de 2018.

 

UNA LUCHA CONSTANTE POR LOS ESPACIOS DE DECISIÓN

REDACCIÓN CENTRAL

La directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo, explica, en el documento, que la lucha de la mujer por instancias de poder de decisión y representación política fue un proceso histórico y progresivo. “Una lucha que apuntó, primero, por el reconocimiento de su ciudadanía; luego, por acceder al voto; participar en los procesos electorales no sólo como electoras, sino como candidatas; asegurar condiciones para el ejercicio pleno de su ciudadanía y acceder al poder político, inicialmente a través de las leyes de cuotas y, finalmente, las medidas de paridad que se han incluido en la Constitución Política del Estado y en las últimas reformas electorales”.

“Las brechas todavía son profundas en diferentes niveles de representación gubernamental, debido a la persistencia de un sistema patriarcal que todavía “pone a prueba” la capacidad política de las mujeres, tal como lo hizo el siglo pasado”, reza el documento.

Fuente:laprensa.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here