De 94 feminicidios, sólo doce asesinos fueron sentenciados

0
108

Anahí Cazas / La Paz

Salomé Quispe tenía 26 años y muchos sueños pendientes.  Fue encontrada sin vida  el 2 de enero, en  la zona de Alto Llojeta. Según la Policía, la joven fue asfixiada y después arrojada desde un cerro.  Hasta la fecha, el agresor no fue capturado.

La familia de Salomé aún sigue  esperando justicia. No es la única.  De los 94 feminicidios que se registraron desde enero hasta la fecha,  12  autores fueron sentenciados, 25 fueron  imputados (más de la mitad son autores confesos),     cinco aún están prófugos, ocho    se suicidaron luego de cometer el asesinato, y  de otros 44 no se conoce su situación actual, según registro elaborado por Página Siete.   

De los nueve departamentos,  tres registran más casos.    La Paz tiene   31 casos, le sigue  Cochabamba con 18 y Santa Cruz con 15. A la lista se suman Potosí con nueve casos, Oruro con ocho, Tarija con cinco, Beni con cuatro, Pando con dos y Chuquisaca con dos.   En anteriores días, la Fiscalía y la Policía reportaron  93 casos.  El informe de este medio cuenta con 94 porque incluye  un caso que es investigado por las autoridades como feminicidio en la sede de Gobierno.

Además del sufrir por el cruel asesinato  de una hija, una madre, una amiga o una hermana, las familias viven una odisea para luchar contra la impunidad y buscar  justicia. Tal es el caso de Abigaíl, la joven que fue asesinada cruelmente  por su exnovio con un cuchillo, martillo y piedras.   El crimen se registró en junio pasado  y hasta la fecha el proceso no avanza. El autor  tiene 17 años y   fue enviado a un centro de reintegración social en La Paz. La familia de la víctima  aún exige  una sentencia máxima  y  denuncia retardación de justicia.

En abril, Celinda,  de 32 años,  fue  asesinada por su expareja  con tres puñaladas en  La Paz. La  joven ingeniera de sistemas   terminó la relación con su verdugo 10   días antes del crimen.   El autor confesó el crimen y   guarda detención preventiva en una cárcel de La Paz, sin embargo, aún no fue sentenciado.

En septiembre pasado, el presidente Evo Morales creó una “comisión especial mixta”  para investigar y acelerar los casos de violencia contra la mujer.   “Hemos decidido conformar una comisión especial mixta de cinco miembros para investigar qué está pasando con los casos de feminicidio y dar propuestas de solución”, sostuvo.

En las últimas semanas, la comisión ya se reunió con varios  familiares de víctimas de feminicidios en La Paz y Cochabamba.

¿Por qué los casos  no avanzan? De acuerdo a  la  periodista y  activista Patricia Flores, los feminicidios evidencian  la  precariedad del sistema judicial y su  inacción, pues varias  víctimas ya habían presentado denuncias.

Mercedes Cortez, coordinadora nacional de Voces Libres, explicó en una entrevista anterior que para luchar contra la retardación de justicia es importante contar con personal calificado. “Las personas que optan por estos cargos están saturadas de tal manera  que ya no hacen efectiva la justicia, porque deben hacerla a la rápida o deben cernir (…).  El hecho de que los  funcionarios no estén especializados provoca  sesgos de género al momento de juzgar”, dijo.

De acuerdo con la   Defensora del Pueblo,  Nadia Cruz, al menos 16 obstáculos  dificultan el acceso a la justicia en los casos de feminicidio. Entre las principales trabas están  la suspensión de audiencias por la  inasistencia de fiscales y la falta de equipos multidisciplinarios (área social y psicológica).

Exparejas y exnovios, los más crueles agresores

 

Celinda,  de 32 años e  ingeniera de sistemas,    terminó la relación con su asesino  10   días antes del crimen. La joven   fue asesinada  en abril de este  año por su expareja  con tres puñaladas en una calle del centro de la ciudad de   La Paz.   El autor confesó el crimen y   guarda detención preventiva en una cárcel de La Paz, pero todavía  no fue sentenciado.

“Mi hija me dijo: ‘Mami, yo voy a arreglar con él. Ya no quiero estar con él. Voy a terminar, porque mucho me molesta, yo trabajo y no tengo tiempo para encontrarme  a cada rato como él quiere’”, relató Yolanda, madre de Celinda.  

De los 94 casos de feminicidios que se registraron  desde enero hasta la fecha, 10 de las víctimas fueron asesinadas por sus exparejas o exnovios, según un registro elaborado por Página Siete.

El 1 de enero, Jessica Nina, de 20 años, fue asesinada con 25 puñaladas por su expareja  José Luis G., de 22 años, en Achocalla. Según la Policía, la joven fue agredida porque se negó a volver con su verdugo.  

 De acuerdo a este reporte, del total de los casos,  60  de los agresores   tenían una relación de pareja con su víctima: esposos o novios.    Siete eran desconocidos y seis eran familiares: tíos, padrastros y hermanos. 11 aún  no fueron  identificados.   

Según  el registro,   tres victimarios  tienen entre 16 y 18 años de edad,  21  van  entre  19  y 29, son 27 que  tienen entre 30 y 59, y tres tienen  más de 60 años. De los otros  (40) no se identificaron las edades. 

Respecto a las edades de las víctimas, nueve tenían entre 16 y 18 años, 22 tenían entre 19 y 29 años, 30 tenían entre 30 y 59 años, tres tenían entre 60 y 90 años. De 30 no se precisaron las edades. 

Los crímenes contra las mujeres son cada vez más crueles. Según este informe,  ataques con cuchillos y asfixia mecánica son  las agresiones más recurrentes contra las víctimas.

Las acciones del Gobierno

Mediante un comunicado, el Servicio Plurinacional de la Mujer y de la Despatriarcalización Ana María Romero destacó varios de los avances del Plan de Acción Contra los Feminicidios y la Violencia Machista, como las firmas  de convenios con los ministerios de Justicia, de Comunicación  y  Educación. En la nota, publicada el  Día de la Mujer Boliviana, la institución   destacó  además que los servidores públicos están en procesos de formación en la Ley 348 y la sensibilización en la temática, como establece el punto cinco.

En julio, el Gobierno anunció   una estrategia con 10 pactos  para combatir los índices de violencia extrema, la cual  incluye la asignación de un porcentaje del presupuesto de Seguridad Ciudadana, proveniente del IDH.

Según el Servicio Plurinacional de la Mujer, bajo la coordinación del Ministerio de Relaciones Exteriores “se viene trabajando en el estudio para considerar el feminicidio como de extrema gravedad y lesa humanidad”. El objetivo de esta tarea es “plantear un tratado internacional sobre  los crímenes contra las mujeres”.

Anunció además, a través del comunicado, que los gobiernos municipales y departamentales  modificaron su Planificación Operativa Anual para la gestión 2020, fortaleciendo  las acciones orientadas a la lucha contra la violencia  hacia las mujeres, como indica el pacto siete.

“Se viene trabajando  en el acercamiento con las empresas privadas para enfrentar las violencias al interior de las mismas y generar un clima empresarial libre de violencia hacia las mujeres, para dar cumplimiento al pacto 8”, se lee en el comunicado.

Los casos no avanzan y los autores de los asesinatos  viven en la  impunidad 

  • Prófugo  Salomé Quispe fue encontrada el 2 de enero, en Alto Llojeta. Tenía  sólo 26 años. Las investigaciones determinaron que la joven fue asfixiada y después arrojada desde un cerro. Su novio es el principal sospechoso. Hasta la fecha, el agresor no fue capturado.
  • Impunidad  Abigaíl, una joven de 18 años que estudiaba administración de empresas, fue  asesinada en junio  por su exnovio de 16 años. El agresor  perpetró el crimen con saña: usó piedras y  cuchillos. El caso no avanza.
  • Retardación En marzo, Celinda,  de 32 años,  fue  asesinada por su expareja  con tres puñaladas en la ciudad de   La Paz. La  joven  ingeniera de sistemas   terminó la relación con su verdugo 10   días antes del crimen.  El agresor  aún no fue sentenciado.
  • Sin condena En junio,   el curandero Benedicto Condori Crispín confesó que violó y mató  a Martha Choque Orihuela, de 22 años, en Oruro.   Fue enviado   de forma preventiva a la cárcel, pero aún no tiene sentencia.
  • No hay avances En Oruro, Adela Peñafiel Fernández, de 57 años, fue  vejada y luego asfixia. Uno de los sospechosos fue enviado de forma preventiva a la cárcel. El caso se registró en julio y no avanza. Hay otro sospechoso.
  • Sin resolver El cadáver de Vivian G., de 44 años,  fue hallado  en junio   con múltiples golpes en el cuerpo en la avenida Periférica, cerca de la cancha Maracaná de La Paz. Las investigaciones del caso aún no avanzan.
  • Olvido En junio, una mujer de 85 años   “fue quemada  viva en el interior de su casa”,  en el municipio de Colquiri (La Paz).    El crimen sigue en investigación. Aún no se encontró al autor. 

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí