Investigadores sobre la pobreza ganan Nobel de Economía 2019

0
245

 AFP y EFE / Estocolmo

La franco-estadounidense Esther Duflo y los también estadounidenses Abhijit Banerjee –nacido en India– y Michael Kremer ganaron el Premio Nobel de Economía por sus trabajos sobre la reducción de la pobreza en el mundo. 

Sus trabajos “han introducido un nuevo enfoque (experimental) para obtener respuestas válidas sobre la mejor manera de luchar contra la pobreza global”, anunció el secretario general la Academia Real de Ciencias Sueca, Goran Hansson.

A mediados de los años 1990, Kremer, de 54 años, profesor de la Universidad de Harvard, “demostró cuán poderoso puede ser este enfoque utilizando experiencias de campo para probar diversas intervenciones que pueden mejorar los resultados escolares en el oeste de Kenia”, explica la Academia.

Casados, Banerjee y Duflo, han realizado estudios similares sobre otras cuestiones. Sus métodos de investigación experimental dominan actualmente la economía del desarrollo.

 El premio Nobel de Economía, creado tardíamente en 1968 para celebrar los 300 años del Banco de Suecia, fue atribuido el año pasado a los estadounidenses William Nordhaus y Paul Romer, quienes describieron las virtudes y los aspectos nocivos de la actividad económica en el clima.

La más joven 

Duflo, profesora de economía en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde también ejerce su esposo –nacido en 1961–, es una de las economistas más celebres en el mundo, principalmente en Estados Unidos.

Ganadora de la medalla John Bates Clark 2010, se convierte en la segunda mujer en ganar el Premio Nobel de Economía en sus 50 años de existencia, tras Elinor Ostro, en 2009.

“Estoy muy honrada. Para ser sincera, no pensé que fuera posible ganar el Nobel tan joven”, reaccionó la economista que, a sus 46 años, se convierte en la más joven de los ganadores del premio de economía.

Sus trabajos le valieron en 2013 ser elegida por la Casa Blanca para asesorar al presidente Barack Obama en temas de desarrollo, como miembro del nuevo Comité para el Desarrollo Mundial.

“El Premio Nobel de Economía tiene una característica especial en comparación con otros premios, y es que refleja un cambio en el ámbito económico, y que generalmente lleva tiempo” antes de que la teoría se ponga en práctica, agregó, entrevistada en inglés por la Academia.

Kremer y Latinoamérica

Kremer nació en 1964 y  es actualmente profesor de Sociedad en Desarrollo en el Departamento de Economía de Harvard, donde se ha ocupado también de asuntos vinculados con la inmigración y la globalización.

La Academia sueca destacó que Kremer contribuyó a demostrar a mediados de la década de los 90 la utilidad de la aproximación experimental para probar intervenciones destinadas a mejorar los resultados escolares en el oeste de Kenia.

Según la Universidad en la que ahora trabaja y en la que se doctoró en Economía, Kremer ha sido seleccionado como uno de los 50 científicos estadounidenses más importantes y ha recibido galardones por sus trabajos en economía sanitaria,  agrícola y sobre Latinoamérica. 

Ha contribuido además  en estudios sobre el estímulo de la inversión privada en la investigación sobre vacunas y en la distribución de éstas para combatir enfermedades en países en desarrollo. En 2002  participó en un programa de bonos para la escolarización privada en Colombia, en el que abordó el impacto de uno de los mayores proyectos  de este tipo en el mundo, el Programa de Ampliación de Cobertura de la Educación Secundaria (Paces).

Perfil de Banerjee

Su obra más conocida, escrita en colaboración con Duflo, es el estudio Repensando la pobreza: Un giro radical en la lucha contra la desigualdad global.

Fue elegido como libro del año en 2011 por The Financial Times y calificada por el economista indio Amartya Sen, también nobel de Economía, como “un libro maravillosamente lúcido sobre la naturaleza real de la pobreza”. Banerjee ha recibido numerosos galardones internacionales, a título individual o compartidos con Duflo, por sus estudios en desarrollo o la creación del innovador Laboratorio de Acción contra la Pobreza.

El centro J-PAL recibió, además, el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento 2008 en la categoría de Cooperación al Desarrollo, por promover “la utilización de métodos científicos para evaluar la eficacia en el empleo de los fondos destinados a la ayuda al desarrollo”.

La fundación señala que Banerje y Duflo  llevaron  a cabo “evaluaciones aplicadas a la educación” o el análisis de “las llamadas ‘escuelas informales’ de las áreas tribales de la India”.

 
Duflo: “La clave está en saber cómo gastar dinero”

 

La franco-estadounidense Esther Duflo, la segunda mujer en la historia en ganar el Premio Nobel de Economía, se impuso en los últimos años como una de las economistas más brillantes de su generación.

Sus trabajos, realizados esencialmente en India, se centran en la reducción de la pobreza.

“La clave está en saber cómo hay que gastar el dinero, no cuánto”, señalaba en su libro Repenser la pauvreté (Repensar la pobreza), donde teorizaba sobre su divorcio de la macroeconomía en favor de la aplicación de sus tesis. 

En el laboratorio de Investigación Abdul Latif Jameel sobre la pobreza, que cofundó en 2003, realiza experiencias de terreno, en las que recurre al azar, en colaboración con ONG. 

Esther Duflo dedicó su carrera a estudiar la pobreza. 
Foto:AFP

Por ejemplo, “si se establece un nuevo programa de tutoría en escuelas, se eligen 200 escuelas al azar, 100 de las cuales establecerán el programa y las otras 100 no”, explicó a AFP en 2010, cuando recibió la medalla John Bates Clark.  El progreso de los estudiantes se compara y evalúa en ambos casos, y los resultados de estos experimentos se transmiten a las autoridades públicas y a organizaciones benéficas para que los “amplíen”, dijo.

 Así, llegó a conclusiones como que ofrecer un saco de lentejas a las familias de campesinos indios del Rajastán que acudían a vacunar a sus hijos se mostró como un método eficaz. “Hace medio siglo que gastamos dinero en los países en vías de desarrollo sin habernos preocupado de verificar si funciona o no, cómo y por qué”, asegura. (AFP y EFE)

 

 

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí