Disculpas de Piñera no calman a Chile y miles piden su renuncia

0
538

EFE y AFP / Santiago de Chile

 Cientos de miles de personas se echaron ayer  a la calle para demostrar su rechazo al presidente de Chile, Sebastián Piñera y exigir su renuncia, y dejar patente que la batería de reformas sociales que anunció el mandatario en la víspera para apaciguar los ánimos no ha hecho sino avivar el descontento popular.

Si el objetivo de las protestas, que cumplieron  seis jornadas y dejan ya al menos 18 fallecidos, entre ellos un menor y cuatro ciudadanos extranjeros, era mostrar el enojo por las desigualdades sociales, ahora apunta cada vez más directamente contra el gobernante chileno.

Ni pedir perdón por una falta de mira hacia los problemas ciudadanos, ni anunciar mejoras en las pensiones, los salarios y el precio de los medicamentos le sirve de momento a Piñera para convencer a estas alturas a una población cansada de promesas y huérfana de resultados.

Un hartazgo que se ha expresado con fuerza en la primera jornada de huelga general convocada para ayer  y que ha sido secundada de forma masiva desde que se levantaron los numerosos toques de queda que rigieron en la pasada noche, como en otras anteriores, en ciudades, provincias y regiones  desde la frontera con Perú hasta el Cabo de Hornos.

La gente en las protestas exige la renuncia de Piñera. 
Foto:EFE

La iniciativa logró  reunir ayer a alrededor de 100 mil personas de toda clase y condición en la céntrica plaza Italia de Santiago, y a decenas de miles en ciudades como Valparaíso, Concepción, La Serena o Curicó, que sale a pedir cambios más profundos que los anunciados por Piñera.

Cómo de afligido estará el pueblo chileno contra la gestión de Piñera y su gabinete que las barras bravas de los tres principales equipos de fútbol del país (Colo Colo, Universidad de Chile y Universidad Católica), históricamente enfrentadas entre sí, unieron sus fuerzas para protestar en la calle contra la desigualdad social.

El alza en el precio del pasaje del metro prendió la mecha de un estallido social que primero le explotó al presidente en forma de incendios, saqueos y graves disturbios y luego tornó en masivas manifestaciones de personas. La reacción del mandatario fue decretar estados de emergencia y poner la seguridad a manos del Ejército y decir que Chile está “en guerra contra un enemigo poderoso e implacable”, algo que le está causando aún más problemas y avivó las críticas de la población.

El Ejército está siendo muy cuestionado estos días, en los que se difunden por redes sociales multitud de videos que muestran presuntos abusos cometidos por los uniformados.

“Demandamos al gobierno restituir la institucionalidad democrática, que en primer lugar significa deponer el estado de emergencia y devolver los militares a sus cuarteles”, indicó un comunicado de los movimientos, difundido el martes.

Jóvenes resisten a la represión de fuerzas del orden. 
Foto:EFE

Un estudio divulgado  por la empresa Ipsos, indica que 67% de los encuestados “se cansaron de sus condiciones de vida en materia económica, de salud y pensiones”, que perciben como “desiguales e injustas”. En tanto, el papa Francisco manifestó su preocupación por la crisis y llamó a “encontrar soluciones” a través del diálogo. Las Fuerzas Armadas a cargo de la seguridad de Santiago decretaron  por quinto día consecutivo un toque de queda nocturno pero adelantó dos horas el inicio de la medida frente a la jornada anterior. Inició  a las 10 de la noche  .

Aumentan a 18 las víctimas  fatales, entre ellos un niño

Tres personas, entre ellas un niño de 4 años, se sumaron al listado de víctimas del estallido social en Chile, que deja un saldo hasta ayer  de 18 fallecidos, según el último balance realizado por  el Gobierno.

El niño y un hombre murieron cuando un conductor en estado de ebriedad embistió con su vehículo a un grupo de manifestantes. Otra persona pereció tras recibir una golpiza de la policía, según denuncian sus familiares, de acuerdo con el  balance que entregó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Jóvenes encima de la estatua del general Baquedano. 
Foto.EFE 

Hasta el martes 15 personas habían fallecido, entre ellas un ecuatoriano y un peruano, principalmente en incendios o accidentes en medio de los saqueos que afectaron comercios y depósitos en distintos puntos de la región metropolitana.

Entre las víctimas hay también cinco hombres que perecieron a manos de los militares, durante el estado de emergencia declarado por el presidente Sebastián Piñera. Ubilla detalló que el menor de 4 años y un hombre de 27 años murieron en San Pedro de la Paz, en la región de Concepción (suroeste), tras ser atropellados por una persona que conducía aparentemente en estado de ebriedad y que se lanzó contra una protesta.

Los familiares de la tercera víctima del barrio Maipú, en Santiago, dijeron que murió luego de que un centro de salud lo devolviera a su domicilio a pesar de los severos golpes y de ser luego trasladado a la Posta, el centro de emergencia de la capital, donde finalmente falleció.

“Todo está siendo investigado”, indicó el funcionario.

 

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí