PGE 2020 sitúa PIB hasta 1,3% por encima de otras previsiones

0
73

Página Siete / La Paz

 El Presupuesto General del Estado (PGE) 2020, elaborado por el exministro Luis Arce y ratificado por el Gobierno de la presidenta Jeanine Añez, calcula un Producto Interno Bruto (PIB) de 4,2%, cifra que se sitúa hasta  1,3% por encima de las previsiones de cuatro organismos internacionales.

Las estimaciones del Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Alianza Latinoamericana de Consultoras Económicas (Laeco, por sus iniciales en inglés) sobre el crecimiento de la economía nacional prevén que ni siquiera se alcanzará el 4%.

Las previsiones de los organismos económicos internacionales van en descenso: en el caso del BM, calcula una expansión del PIB boliviano de 3,9%; en tanto que el FMI anticipó un 3,8%; mientras que la Cepal previó un 3,5%. La estimación menos optimista es la de Laeco, que anticipó que Bolivia sólo crecerá un 2,5% en 2020, es decir, un 1,3% menos de lo que prevé el PGE.

Ante este panorama, el expresidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Juan Antonio Morales afirmó a Página Siete que el 4,2% de tasa de crecimiento incluida en el PGE 2020 está “claramente desactualizado”, incluso antes del cambio de Gobierno, que en un principio situó la expansión del PIB en 4,5%.

“El crecimiento del segundo semestre de 2018 a similar periodo de 2019 fue solamente de 3,4% (según datos del INE), lo que reflejaba que la desaceleración se estaba acentuando.  Si algo pasará en el segundo semestre de este año será un empeoramiento de la situación, lo que puede tener prolongaciones para 2020, tomando en cuenta que durante un mes de este año la economía estuvo parada y la destrucción de la infraestructura física fue muy sustancial, lo que obviamente conspira contra el crecimiento de manera duradera”, apuntó.

Morales agregó que, si bien es difícil hacer predicciones económicas, “a riesgo de ser considerado pesimista” le parece que lo más probable es que la próxima gestión se registre un crecimiento no mayor al 2,8%.

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, señaló que el impacto de los incendios que consumieron parte de la Chiquitania, en septiembre pasado; el paro cívico que se prolongó por casi un mes, seguido de la convulsión social de hace unos días, se sentirán con un impacto negativo de al menos 1.000 millones de dólares en la economía.

“Esperemos que el siguiente año haya mejora con las políticas como las que anunció el ministro (de Desarrollo Productivo) Wilfredo Rojo, sobre la liberación de las exportaciones, que tendrá su rédito en la agroindustria, esto puede avizorar más inversión en el sector que coadyuvará en la expansión”, indicó Rodríguez.

Acotó que si bien 2020 tendrá un inicio complejo porque se tendrá más de una elección (nacional y subnacionales), la expansión de la economía dependerá de las nuevas políticas.

La anterior semana, el ministro de Economía, José Luis Parada, afirmó que el país vive una “desaceleración económica” desde 2014, por lo que el próximo Gobierno debe pensar en diferentes medidas para revertir la baja del crecimiento interno.

Asimismo, Parada declaró el lunes que por el carácter transitorio del Gobierno de Añez, no es pertinente ajustar el PGE definido por el anterior Gobierno.

 

 

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí