Evo deja México, viaja a Cuba y busca instalarse en Argentina

El expresidente Evo Morales salió ayer de México, donde estaba como asilado político, y viajó a La Habana, desde donde se trasladará a Argentina para buscar instalarse en el vecino país, con el fin de tener un contacto más directo con los dirigentes del MAS para coordinar la campaña electoral de los próximos comicios.

El diario español El País informó que el exmandatario decidió viajar a Cuba para luego ir, sin fecha definida, a Argentina, donde fue invitado a participar del acto de posesión del mandatario electo Alberto Fernández, el próximo martes.

Según las fuentes consultadas por El País, el exjefe del Gobierno boliviano salió de México en un vuelo comercial.

El diario detalla que la intención de Morales es asistir a la toma de posesión de Alberto Fernández, el próximo martes, pero desde Argentina el equipo del aún presidente electo le ha transmitido que es mejor que espere a que asuma el cargo, pues antes no le pueden dar todas las garantías de asilo y seguridad, ya que sería una decisión que aún depende de Mauricio Macri.

Por eso, Morales esperará hasta la próxima semana o la siguiente, según las fuentes consultadas, para viajar a Argentina. No obstante, no está descartado que se desplace directamente desde La Habana. El exmandatario cubano Raúl Castro ha sido invitado a la toma de posesión de Fernández.

La intención de Morales, señala El País, es lograr el asilo en Argentina para tener un contacto más directo con los dirigentes del MAS.

Morales llegó como asilado político a México el 12 de noviembre, dos días después de renunciar a su mandato y tras aceptar el ofrecimiento del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador. México se hizo cargo de sacar al exlíder boliviano de la región cocalera donde se resguardó, una odisea en la que estuvieron implicados varios gobiernos latinoamericanos -algunos como el de Perú no permitió que el avión aterrice en Lima a la vuelta, aunque sí sobrevolar el espacio aéreo- y el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández.

 

EVO DICE QUE GANÓ Y NO ADMITE FRAUDE

“El informe de la OEA señala que encontraron irregularidades en 226 actas. Incluso anulando el voto del MAS-IPSP en esas actas, la diferencia se mantiene por encima del 10%. El único fraude fue el de OEA, cómplice del golpe de Estado, para instaurar un Gobierno de facto”, escribió ayer el expresidente Evo Morales en su cuenta de Twitter.

En su informe “Análisis de Integridad Electoral” la OEA presentó cinco hallazgos y 34 irregularidades, entre las que destacan el montaje de una estructura informática oculta y paralela a la oficial, manipulaciones y falsificaciones en 226 actas de 47 municipios, irregularidades en el 4,4% de las actas y una ruptura en la tendencia en el último 5% del conteo de votos.


Fuente:laprensa.com.bo