Luis Escóbar  / La Paz

La Compañía de Seguros y Reaseguros Fortaleza se comprometió a pagar 11,5 millones de dólares para la reposición de los 66 buses que fueron destruidos y quemados en noviembre del año pasado. Según las autoridades,  los nuevos vehículos llegarían  hasta el tercer trimestre del año luego de  ser ensamblados en China.

“El seguro está cubriendo los 66 Pumas afectados por los hechos vandálicos del 10 de noviembre. Acertadamente, la Alcaldía contrató el seguro total que ampara los hechos vandálicos y daño malicioso. Por ello se está haciendo la cobertura total de los daños. El valor total asciende a 11,5 millones de dólares y los buses están declarados en pérdida total”, dijo ayer  el gerente general de la Aseguradora Fortaleza, Patricio Hinojosa.

Los PumaKatari fueron destruidos el 10 de noviembre después de  la renuncia de Evo Morales. Esa noche, 64 buses fueron quemados en los patios de Achumani y Chasquipampa. Días después, otros dos fueron dados de baja por daños  irreversibles.

 Para atender este tipo de contingencias y luego de  una licitación pública, la Alcaldía contrató a Seguros y Reaseguros Fortaleza para dotar de un seguro integral al Servicio de Transporte Municipal (Setram) -que opera los PumaKatari  y ChiquiTiti- por 6,3 millones de bolivianos. Ahora,  la compañía  coordina con  la Alcaldía la reposición bajo las mismas características y  en el menor tiempo posible.

 “Sabemos que los buses fueron hechos a medida y se necesita coordinar con la Alcaldía la gestión de similares características”, dijo  el ejecutivo y  agregó que los bolivianos deben saber que el seguro es un protector silencioso. 

“La población y las empresas no le dan importancia; pero cuando ocurren accidentes o desastres como el que sucedió con los Pumas recién entienden que eran necesarios”, sostuvo Hinojosa.  Indicó   que los buses estarán después del primer semestre del año porque hay que viajar a China y hacer las gestiones con la Alcaldía. “Esperemos que en el tercer trimestre, a más tardar”, añadió. 

El alcalde Luis Revilla indicó que desde la compra de la primera flota de buses,  la comuna contrató un seguro total que cubre desde pequeños accidentes, como choques, raspones, caída de pasajeros,   hasta atentados, como los hechos ocurridos en  noviembre. “Creo que  es una responsabilidad que debemos asumir todas las entidades del Estado: asegurar todos los bienes para que  eventos como los que ocurrieron el año pasado no signifiquen mayores costos a los bolsillos de los paceños”, sostuvo. 

 Revilla   explicó   que aún resta validar otros 1,5 millones de dólares que corresponden a reparaciones menores en otros 28 buses, como destrozos de faroles, daño en la pintura, rotura de vidrios y  pérdida de repuestos, entre otros equipos afectados por el ataque.

 “11,5 millones (es)  el valor de los 66 buses,  pero hay un monto adicional de 1,5 millones que está terminando de establecerse.  Tiene que ver con la cobertura de daños a 28 buses”, afirmó el burgomaestre. Detalló que  cinco de los vehículos  ya están en circulación, otros cinco saldrán esta semana y de forma paulatina se incorporarán  al trabajo cotidiano.

Un  hecho catastrófico

La Alcaldía contrató a la firma de Seguros y Reaseguros Fortaleza SA  después de una licitación pública. La empresa ofreció la mejor opción por 6.389.497 bolivianos que pagó la Alcaldía. 

 Este seguro integral beneficia a todo el Servicio de Transporte Municipal, que opera los PumaKatari  y ChiquiTiti. Tiene una vigencia de 640 días, que arrancó el 31 de marzo de 2019   y concluirá  la medianoche del 31 de diciembre de este año.

Para el ejecutivo, la quema de los 66 buses ediles  “es un evento fortuito. Nadie pensaba que pasaría (…). En el ámbito de los seguros a esto lo llamamos un evento catastrófico. Así como en Chile ocurren terremotos, las aseguradoras en Bolivia tenemos coberturas para circunstancias como éstas”, sostuvo el experto.

Fortaleza tiene un reaseguro con la compañía internacional Hannover, una de las primeras cinco a nivel mundial. “Ninguna aseguradora en Bolivia podría cubrir estos montos tan grandes -dijo  Hinojosa-, por eso necesitamos el reaseguro y es como nuestro respaldo”.  Al tratarse de un monto tan alto, Fortaleza contrató a un ajustador que elaboró un  informe sobre el caso para la firma extranjera.

¿Buses  destruidos?

  • Plan   El gerente general de Fortaleza explicó que los buses destruidos pasarán a propiedad de la aseguradora y la primera opción es venderlos  por piezas y partes, “lo que se vaya a poder vender como chatarra  o fierro porque, por lo que vi, ya no sirven”, explicó.Algunos ciudadanos sugirieron convertir los buses  en bibliotecas.  Hinojosa dijo que se evaluará la propuesta con la  Alcaldía. 

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here