El director de Medio Ambiente de la Alcaldía, Elvis Gutiérrez, informó hoy que iniciaron los trabajos para proteger a los árboles que podrían ser afectados en el Corso de Corsos por el armado de las graderías, comercio o los asistentes a la actividad.

“Estamos haciendo una inspección. Hoy estamos iniciando con las precauciones en el armado de las graderías. Se va aplicar la Ley del Arbolado a con toda rigurosidad, no está bien que dañemos los árboles”, expresó Gutiérrez.

Explicó que para los árboles de gran porte se prevé una poda para evitar daños. En los árboles de porte medio se prevén podas bajas y en el caso los plantines que fueron parte de una forestación hace más de dos años, se prevé su protección con un enmallado.

Aseguró que para quienes dañen los árboles o plantines se aplicarán las sanciones de la Ley Municipal del Arbolado que prohíbe la tala de árboles e indica que es obligación de toda persona forestar su frontis o acera colindante con especies arbóreas o arbustivas nativas del lugar. Además, debe garantizar su crecimiento previa recomendación técnica de la unidad correspondiente.

Gutiérrez contó que las multas pueden llegar hasta los 15 mil bolivianos dependiendo del tipo de árbol.  

La nueva ruta del Corso recorrerá las avenidas Circunvalación y Beijing hasta la d’Orbigny por el carril oeste.

Tras un recorrido de Los Tiempos, la semana pasada, se verificó que las ramas de un centenar de árboles están en riesgo por esta nueva ruta. Los árboles que hay en la Beijing son altos y frondosos; sus ramas son tan largas que llegan a estar a dos metros del piso. Además, las aceras no son uniformes. El ancho de una y otra varía entre uno y cuatro metros.

Fuente:lostiempos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here