Candidatos a la presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia - Elecciones 2020

El 24 de noviembre pasado, la Ley 1266 dejó sin efecto legal las elecciones generales realizadas el 20 de octubre de 2019, en las que el Movimiento al Socialismo había ganado y que fueron cuestionadas por la Organización de Estados Americanos (OEA), dando lugar a una alta conflictividad social que se extendió a lo largo y ancho del país.

En medio de las protestas y a efectos de aplacar la convulsión social, la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) aprobó la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales (Ley 1266) que dispuso la realización de nuevas elecciones generales para el periodo de mandato constitucional 2020 – 2025.

En ellas, los bolivianos elegirán a la nueva presidenta o presidente que gobernará el país durante el próximo quinquenio.

En el marco de la Ley 1266, el día de ayer 3 de febrero de 2020 se procedió a la “Inscripción de las candidaturas de las Organizaciones Políticas y/o Alianzas ante el Tribunal Supremo Electoral” conforme al Calendario Electoral aprobado por el Órgano Electoral Plurinacional.

Nuevo Tribunal Supremo Electoral

Uno de los primeros pasos que se debía cumplir conforme a la Ley 1266, para llevar adelante las Elecciones Generales 2020, era la designación de nuevas autoridades del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La primera designación la realizó la presidenta transitoria, Jeanine Añez, quién mediante Decreto Presidencial 4085, de 25 de noviembre de 2019, designó a Salvador Ignacio Romero Ballivián como “Vocal del Tribunal Supremo Electoral, en representación del Órgano Ejecutivo”.

Días más tarde, el 19 de diciembre de 2019, la Asamblea Legislativa hizo lo propio respecto a los seis miembros restantes del TSE. Mediante un comunicado de la ALP, se anunció la instalación de la sesión para la elección de los nuevos vocales, de la que participaron 154 parlamentarios.

El TSE quedó conformado de la siguiente manera:

Vocales del TSE Votos
Salvador Ignacio Romero Ballivián Rep. del Órg. Ejec.
Daniel Atahuachi Quispe 135
María Angélica Ruiz Vaca Diez 121
Óscar Abel Hassenteuffel Salazar 111
Francisco Vargas Camacho 106
Rosario Baptista Canedo 105
Nancy Gutiérrez Salas 103

Cuatro hombres y tres mujeres de los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Santa Cruz, Cochabamba y Oruro son ahora las máximas autoridades del TSE. Esta vez, y en retroceso, ni ponchos ni polleras figuran en la más alta instancia del cuarto órgano del Estado.

La presidencia del TSE recayó sobre el representante designado por el Ejecutivo, Salvador Romero Ballivián.

La candidatura de Añez puso en entredicho la imparcialidad del TSE

A pesar de haber afirmado insistentemente que no participaría de la contienda electoral, el 24 de enero Jeanine Añez lanzó su candidatura a la presidencia del Estado.

http://https://twitter.com/JeanineAnez/status/1220905125239193600

Las críticas no se hicieron esperar. Los aliados de Añez en el derrocamiento de Morales sostuvieron que esta había llegado a la presidencia con carácter transitorio y con el único fin de llamar a nuevas elecciones.

Incluso el candidato presidencial Carlos Mesa se sinceró respecto al verdadero rostro de la violencia generada por las élites, luego que Evo Morales resultara vencedor en las elecciones de 20-O.

Mesa llegó a afirmar, en un artículo compartido a través de sus redes sociales, que “Una candidatura de la Presidenta desbarata su rol histórico y la credibilidad de la transición. No hace otra cosa que avalar las afirmaciones del expresidente huido y del coro que le hace eco, de que en Bolivia sí hubo un golpe de Estado”.

https://twitter.com/carlosdmesag/status/1221291914189844481

Por su parte, los aspirantes a la presidencia hicieron públicas sus críticas respecto a la desigualdad que podía provocar una candidatura desde el ejercicio del cargo de presidenta. Añez salió al paso diciendo que no haría campaña “en horarios que no son de trabajo y durante los fines de semana y no hare uso de los bienes del Estado para la presentación de mi propuesta electoral”.

Sin embargo, esta segunda crítica apuntó también al presidente del TSE, designado por Añez como representante del Ejecutivo, haciéndose énfasis en que Romero Ballivián podría actuar como “juez y parte” en los comicios de mayo próximo.

En una entrevista en La Revista (Unitel), Romero Ballivián fue cuestionado respecto a la candidatura de Jeanine Añez. Se le preguntó si “¿de alguna manera afecta la institucionalidad del Tribunal Supremo Electoral este anuncio?” Romero Ballivián negó dicha posibilidad.

https://www.youtube.com/watch?v=sv7Q44FQwCw

Sin embargo, entró en contradicción al responder que “Los vocales electorales no somos delegados ni somos representantes de ningún poder del Estado”, a pesar que el Decreto Presidencial 4085 que lo designa como vocal del TSE señala expresamente que dicha designación es “en representación del Órgano Ejecutivo”.

Extracto de la Resolución Presidencial 4085, de 25 de noviembre de 2019.

Inscripción de candidaturas

En este escenario, el día de ayer venció el plazo para la inscripción de las diferentes candidaturas, mismo que culminó con la inscripción de las siguientes organizaciones y alianzas políticas:

Fuente: OEP
Fuente: OEP

Movimiento al Socialismo

El MAS presentó las candidaturas a presidente y vicepresidente de Luis Arce y David Choquehuanca, respectivamente, ambos ex ministros del gobierno de Evo Morales.

Foto: El Deber

Con esas candidaturas el MAS, de la misma forma que lo hizo durante la campaña de 2019, apunta al buen desempeño económico boliviano como uno de los ejes discursivos para convencer a los electores a votar por la única alternativa de izquierda en estas elecciones.

 

 

 

De hecho, Lucho, como se conoce al candidato del MAS, en su primera declaración señaló que el MAS era la “única opción política de los humildes”.

Adicionalmente, David Choquehuanca, como segundo hombre, podría refrescar el discurso indigenista del MAS que en los últimos años se escuchó frío y sin capacidad de generar nuevas expectativas en la población indígena originaria campesina de Bolivia, la más vulnerable del país.

Choquehuanca fue justamente uno de los principales ideólogos que dio forma a los planteamientos del ‘vivir bien’ bajo el nuevo “Estado Unitario Social de Derecho Plurinacional Comunitario”, como reza el Artículo 1º de la Constitución Política.

Comunidad Ciudadana

CC se presenta con la misma dupla con la que asistió a los comicios de 20 de octubre pasado: Carlos Mesa y Gustavo Pedraza.

A pesar que el candidato a presidente, Carlos Mesa, salió en busca de un nuevo acompañante que le permitiera asegurarse los votos en los departamentos orientales del país, particularmente, Santa Cruz, terminó inscribiendo como su acompañante de fórmula a Gustavo Pedraza.

Foto: Opinión, diario de circulación nacional

Durante la campaña de 2019, el discurso de Carlos Mesa estuvo centrado en dos ejes: primero, en el ataque a una potencial cuarta reelección de Evo Morales, colgándose de los resultados del referéndum de 21 de febrero de 2016 (21F); y, segundo, en la crítica constante a la gestión de Evo Morales, a la que tildaba de “corrupta”, enfocando en el desempeño del órgano judicial.

Sin embargo, en estas elecciones Morales ya no es ni candidato presidencial ni presidente del Estado.

En la anterior campaña, Mesa también apuntó a presentarse como parte de la renovación política, a pesar de sus 66 años de edad, de haber sido vicepresidente de Bolivia durante la presidencia de Gonzalo Sánchez de Lozada y de haber sucedido a este.

Asimismo, Mesa supo capitalizar el voto útil («cualquiera menos Evo») que hoy se disputa más de un candidato.

Su acompañante, Pedraza, un hombre leal a Carlos Mesa, se desempeñó como miembro de su gabinete ministerial durante su corta gestión como presidente, que culminó en renuncia.

Juntos

Juntos es la nueva alianza política formada para presentar la candidatura de la presidenta transitoria, Jeanine Añez, quien aprovecha el momento en que su popularidad ha crecido para mantener un electorado que por poco desaparece en las últimas elecciones.

Samuel Doria Medina va como su acompañante de fórmula.

Añez fue elegida inicialmente en el cargo de senadora el 2010 con la alianza política Plan Progreso Para Bolivia – Convergencia Nacional y luego, en el 2014, con Unidad Demócrata (UD), partido que además postuló a su compañero de fórmula como candidato a la presidencia.

Los dirigentes y el electorado de Convergencia Nacional y UD fueron la base para la creación de la sigla Bolivia Dice No (21F) de cara a los comicios de octubre de 2019, en los que Añez no figuró en ninguna candidatura. Bolivia Dice No (21F) logró solo el 4% de los votos en las Elecciones Generales 2019.

Foto: Página Siete

Si bien se espera que Samuel Doria Medina aporte principalmente con recursos económicos a la campaña de Añez, que además ahora detenta la maquinaria estatal, no hay que desmerecer que se trata de un político con experiencia y un candidato muy persistente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here