El joven que llegó de Singapur, China, y es sospechoso de portar el coronavirus dio positivo para dengue, según confirmaron ayer dos fuentes oficiales. Sin embargo, las autoridades en salud aún esperan los resultados del laboratorio enviado al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades CDC de Atlanta en Estados Unidos para descartar o confirmar el virus mortal. En tanto, se tiene prevista para hoy una conferencia de prensa para informar más detalles de este caso.

El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Arturo Quiñones, informó que los resultados podrían demorar entre cuatro y 14 días. El paciente es un joven estudiante de Arquitectura que vive en Singapur desde agosto de 2019. Llegó hace dos días a Cochabamba, luego de hacer escala en Turquía y Brasil, pero este último país también atraviesa problemas por dengue.

El equipo médico que atiende al joven, en coordinación con el Ministerio de Salud y el Sedes, hizo varios estudios complementarios para descartar otras patologías que se presentan en los países de tránsito como el dengue. Según dos fuentes oficiales, el resultado de este laboratorio dio positivo; sin embargo, aún se mantiene todo el protocolo de vigilancia y aislamiento.

La jefa nacional de Epidemiología, Carola Valencia, dijo que hoy se tendrá un Consejo Técnico y después del mismo se procederá a dar la información a la población.

“Nosotros vamos a tener un Consejo Técnico mañana (…). Es un paciente que proviene de la China. Ha estado estos últimos 14 días en ese país; entonces nosotros tenemos que cumplir con el protocolo epidemiológico. Él cumple con la definición de caso sospechoso (…). Esto no descarta que pueda tener otras patologías, pero yo no le puedo decir hasta que tengamos el Consejo Técnico”, manifestó Valencia.

El paciente es un joven estudiante de Arquitectura que vive en Singapur desde agosto de 2019. Sin embargo, el miércoles por la tarde, apareció en una clínica con barbijo y un cuadro de fiebre. Debido a su reciente llegada de China, se alertó como caso sospechoso y se procedió a aislarlo.

Se activaron todas las unidades posibles y se realizaron todos los análisis necesarios, agregó Quiñones. Mientras, el paciente recibió un tratamiento para los síntomas que presenta.

La sintomatología es similar a la del dengue o la influenza: fiebre, dolor de cabeza, diarrea y malestar general. La sospecha comienza cuando se conoce si el paciente estuvo en China.

Se trata de la tercera vez que se levanta la alarma en el país. La primera fue el 30 de enero por la llegada de cuatro ciudadanos chinos de la ciudad de Wuhan, donde inició el virus. La segunda fue el 4 de febrero, cuando se sospechó de tres japoneses que estaban en Uyuni. El miércoles fue la tercera con el joven arquitecto.

 

3 casos sospechosos. Desde el 30 de enero se presentaron tres casos de los cuales se descartaron dos.

 

FALLECE EL MÉDICO QUE HIZO LA ALERTA

El médico chino Li Wenliang, que lanzó la alerta pública por la aparición del nuevo coronavirus murió a causa de la infección este viernes, informó el hospital en la ciudad de Wuhan.

Tras atender a unos pacientes con síntomas similares a los del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), Li envió un mensaje a sus colegas advirtiéndoles que se pusieran mascarillas para protegerse.

Contrajo la enfermedad al tratar a un paciente y los internautas chinos empezaron a referirse a él como a un héroe. El hospital central de Wuhan, confirmó el deceso.

 

DATOS

Los productos chinos no provocan el contagio. La mayoría de los productos que se utilizan en el día a día son chinos. Sin embargo, no representan ningún peligro, según el Ministerio de Salud. El virus se contagia de persona a persona y no así a través de objetos.

Existe bastante tránsito entre Bolivia y China. China es uno de los países con los que se tiene una importante relación comercial. Muchos comerciantes viajan para importar mercadería que luego se vende en los mercados. Desde que estalló la alerta, la gente dejó de volar hasta el país asiático por temor.

La OMS declaró emergencia mundial. El virus se originó en China, pero se expandió con velocidad por varios países. Pese a tener un índice de mortalidad del 2,9 por ciento, la Organización Mundial de la Salud declaró emergencia mundial y la activación de protocolos en todo el mundo.

Es un virus nuevo, pero parecido a la influenza. El coronavirus es nuevo y está en proceso de ser analizado y estudiado. Sin embargo, ya se conoce que es similar a la influenza.0.

 

ACTIVAN TRES FILTROS DE DETECCIÓN EN AEROPUERTOS

AGENCIAS

Servicios de Aeropuertos Bolivianos S. A. (Sabsa) activó tres filtros de detección y monitoreo en las terminales aéreas de Viru Viru (Santa Cruz), El Alto (La Paz) y Jorge Wilstermann (Cochabamba), en coordinación con los Servicios Departamentales de Salud (Sedes). El objetivo es prevenir el ingreso del Coronavirus al país.

El plan de contingencia incluye la capacitación a los funcionarios de los aeropuertos y la vigilancia con el personal de salud que ya se encuentra desplazado en los aeropuertos, informó el Gerente de Sabsa, Roberto Cortez.

Entre los tres filtros aplicados en los aeropuertos, Cortez explicó que el primero consiste en levantar la alerta dentro de la aeronave. Los tripulantes identifican el caso sospechoso, se informa al capitán y éste eleva el reporte a la torre de control para la atención en tierra.

El segundo filtro se activa al momento de llegada de los pasajeros en Migración, donde está el puesto de control del Sedes. Se toma la temperatura y verifican algunos síntomas para activar los protocolos de evacuación.

Finalmente, el tercer filtro es la detección de posibles casos mediante los funcionarios de Sabsa, que ya recibieron capacitaciones para estar alertas de los síntomas sospechosos y así remitir a los pasajeros a los puestos de control para su evaluación médica.

 

LLAMAN A LA CALMA Y A EVITAR LA DESINFORMACIÓN

REDACCIÓN CENTRAL

Los tres casos sospechosos de coronavirus, que terminaron siendo desmentidos, desataron una sicosis en la población. Ésta, además, se alimentó de noticias falsas que no tardaron en llegar a las redes sociales.

Incluso se habló de más casos o cierre de hospitales, pero todos resultaron falsos y sólo provocaron una preocupación innecesaria.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) instó a buscar las fuentes oficiales de información como las páginas de la Organización Mundial de la Salud o los comunicados brindados por el Estado.

Varios ciudadanos, por iniciativa propia, compraron barbijos para protegerse, incluso en algunas farmacias se agotó este artículo de salud.

Fuente:laprensa.com.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here