Zamora dice que la nacionalización ahuyentó las inversiones

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, dijo ayer en Oruro que la nacionalización de los hidrocarburos tuvo un efecto perverso para el país porque se ahuyentó la inversión de las empresas petroleras, tanto en exploración como en explotación.

El funcionario afirmó que la única forma de revertir esta situación, que ha traído “problemas” con las operadoras que han dejado de invertir en el país, es con una nueva ley sectorial, porque la actual es “la principal amenaza para el negocio de los hidrocarburos”.

Para ello, Zamora indicó que es necesario iniciar el debate para la redacción de una nueva ley de hidrocarburos, aunque aclaró que será el próximo gobierno el que deba hacer estas modificaciones.

“Hubo una nacionalización perversa que nos complicó en la relación con operadores que en este momento prácticamente han sido ahuyentados del país, las reservas de gas principalmente han caído y claro lo que tenemos es un negocio en decadencia y lo tenemos que reactivar y la única forma de reactivar es modificando la estructura legal y normativa”, puntualizó el Ministro de Hidrocarburos.

El 14 de enero, los ejecutivos de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) se reunieron con diferentes empresas petroleras que operan en el país con la idea de promover mayores inversiones. En la cita, las operadoras respondieron que requieren nuevas normas para la inversión.

“Estamos volviendo a unir los lazos con los diferentes países y hoy fue una muestra con todas las empresas operadoras, hubieron más de 10, que son de otros países como Shell y Repsol, entonces queremos que vuelvan a invertir en Bolivia”, informó en esa ocasión el presidente de YPFB, Herland Soliz.

Según un boletín institucional de YPFB, las empresas coincidieron en que la Ley de Incentivos no tuvo ningún efecto positivo y que se requieren nuevos instrumentos legales para realizar inversiones en el área hidrocarburífera. “También solicitaron mecanismos más ágiles para la recuperación de sus costos operativos y simplificar los mecanismos de fiscalización”.

El 1 de mayo de 2006, el gobierno del entonces presidente Evo Morales promulgó el Decreto Supremo 28701, Héroes del Chaco, de nacionalización de los hidrocarburos. El artículo 1 de esa norma establece lo siguiente: “En ejercicio de la soberanía nacional, obedeciendo el mandato del pueblo boliviano expresado en el Referéndum vinculante del 18 de julio del 2004 y en aplicación estricta de los preceptos constitucionales, se nacionalizan los recursos naturales hidrocarburíferos del país”.

En una de sus últimas declaraciones, en agosto de 2019, el entonces ministro de Hidrocarburos, Luis A. Sánchez, expresó que entre 1993 y 2005 Bolivia obtuvo ingresos por $us 3.200 millones por concepto de renta petrolera, mientras que en los últimos 13 años (2006-2018) se percibió más de $us 37.400 millones.

Fuente:la-razon.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here