EFE / Madrid

Hasta hace tan solo unos días se preveía que el K-Pop continuase su expansión como fenómeno musical, amparado por una enorme industria de marketing que ha internacionalizado esta propuesta coreana que fusiona el pop, el hip-hop y la música electrónica, pero el coronavirus se ha interpuesto en su camino.

En territorio español tenían pensado desembarcar este año bandas como Seventeen, ATEEZ, Stray Kids, Great Guys y Bts, entre otras, pero la alerta y el pánico generales causados por el coronavirus han terminado por desencadenar la cancelación de muchos de los conciertos previstos.

La ‘boy band’ Seventeen, con fecha para el 3 de marzo en el Palacio Vistalegre de Madrid, ha sido la primera afectada, haciendo público en sus redes un comunicado donde asegura haberse visto obligada a cancelar su única actuación en España, además de las que tenía previstas en París, Londres y Berlín.

«Debido a que la salud y seguridad de los artistas, el público y el equipo es nuestra prioridad, hemos tomado esta decisión para evitar cualquier peligro potencial. Nuestras más sinceras disculpas a todos los fans por esta desafortunada circunstancia y rogamos vuestra generosa comprensión», indica el comunicado.

Seventeen no ha sido la única banda afectada por la epidemia de Wuhan, que se ha cobrado hasta el momento 1868 víctimas en China: las agencias que representan a las ‘girl bands’ Loona y Everglow -Orbit y Yuehua Entertainment, respectivamente- han emitido comunicados donde argumentan las cancelaciones debido a la necesidad de resguardar la seguridad de los seguidores de ambos grupos.

La banda GOT7 ha publicado también en su web oficial un comunicado donde confirma que reembolsará las entradas a sus aficionados tras la cancelación de sus actuaciones en Kuala Lumpur «debido a la reciente proliferación del coronavirus».

Otros músicos, como el cantante Leon Lai, han comunicado también a través de sus páginas web y redes sociales la cancelación de sus espectáculos a fin de «garantizar la seguridad de la salud pública».

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here