En Bolívar se han encendido las alarmas debido a un desgarro muscular que pone en jaque a su capitán, Juan Carlos Arce, con la probabilidad de que se pierda unos 20 días y no pueda llegar al debut en Copa Libertadores 2020, programado para el 4 de marzo.

El esfuerzo que hizo Arce en el clásico le pasó factura. El delantero jugó la recta final de ese partido ante The Strongest (5-4) con evidentes molestias. En el quinto gol de la Academia, con el que dio vuelta el marcador y logró el triunfo, la jugada previa fue de él y se notó que sufrió un “pinchazo”.

“Sí, sentí algo que me molestó. Esperemos que no sea nada grave”, dijo la noche del viernes el futbolista, figura en el encuentro ante el Tigre.

La Academia reanudó sus prácticas ayer por la mañana en la cancha de fútbol del Club de Tenis La Paz, en Huajchilla. Los médicos sometieron a Arce a unos exámenes de imágenes y constataron el desgarro en su muslo izquierdo. El tratamiento para recuperarlo comenzó de inmediato.

El director técnico, el argentino Claudio Vivas, intentó bajar el tono de la situación. Lo único que dijo es que por la “molestia”, Arce no podrá estar en el próximo partido, el jueves en la cancha de Real Santa Cruz por la novena jornada del campeonato.

“No contaremos con él, esperamos se recupere lo más antes posible, ya que es importante para el plantel no solamente dentro la cancha sino también fuera de ella”, sostuvo el DT.

Si efectivamente la recuperación tarda 20 días, no estaría tampoco frente a Real Potosí el 1 de marzo ni contra Always Ready, el 7 siguiente.Pero la preocupación no va por ahí, sino por el arranque de la fase de grupos de la Libertadores. La Academia tiene marcada la visita a Guaraní de Paraguay o Palestino de Chile para el 4 de marzo. Arce podría ser el gran ausente.

Esos dos equipos están jugando la tercera ronda previa de la competición. El vencedor de la llave accederá al Grupo B, donde esperan Bolívar, además del brasileño Palmeiras y el argentino Tigre.

Guaraní lleva las de ganar, ya que se impuso en el partido de ida jugado en Santiago de Chile. La vuelta será en Asunción el miércoles que viene.

También Víctor Ábrego terminó el clásico con molestias, pues sufrió un golpe en el tobillo izquierdo. Según les contó a sus compañeros, el dolor le llega hasta el gemelo. De momento, no es posible saber si podrá estar en el próximo partido.

“Esperemos que Víctor pueda llegar, tiene una molestia entre el tobillo y el gemelo derecho. Los médicos están tratándolo y confiamos que pueda estar”, expresó el DT sobre el futbolista que se ganó la titularidad poco después de haber sido contratado. (23/02/2020)

Fuente:la-razon.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here