Piden atención para pueblos indígenas del norte de La Paz ante el coronavirus

Página Siete Digital

Al menos 70 familias del pueblo indígena Araona y otras 90 de los Esse Ejjas de Eiyokibo están en riesgo de perder la vida ante la falta de provisiones y ropa para afrontar el invierno en el norte de La Paz. En las zonas de los asentamientos tampoco existen centros de salud para afrontar un posible brote de Covid-19.

“La situación por la que están atravesando los pueblos indígenas del norte del departamento de La Paz es muy preocupante porque son altamente vulnerables y, en el caso de los araonas, se encuentran en peligro de extinción. Las comunidades no tienen atención en salud, carecen de alimentos y ropa de abrigo, situación que se complica con la llegada de la época de frio. Por eso hago este llamado al Gobernador de La Paz para que acuda en cumplimiento a lo dispuesto por la Asamblea Legislativa Departamental atienda con ayuda humanitaria a los hermanos araonas”, manifestó Lucio Méndez Gamarra, responsable de Soberanía y Libertad (SOL.bo) en Beni.

Otro pueblo indígena que también vive el desabastecimiento de alimentos es el Esse Ejjas de Eiyokibo, ubicado en el municipio de San Buenaventura, también de la provincia Abel Iturralde. Méndez afirmó que ahí existen 90 familias que viven en un área de 10 hectáreas solamente, porque no tienen territorio propio.

“Estas 10 hectáreas se las compró a una iglesia evangélica hace 20 años, ellos conviven ahí en condiciones paupérrimas, no hay salud, no hay alimentación, no hay abrigo”, indicó. 

El pueblo Araona está ubicado en el municipio de Ixiamas, provincia Abel Iturralde, del departamento de La Paz, ubicadas sobre las riberas de los ríos Manupare y Manuripi; está compuesto por 70 familias. Méndez señaló que con la cuarentena por el coronavirus la situación empeoró, no hay alimentos, no hay medicinas, ellos tradicionalmente viven de la pesca, la cacería y la zafra de la castaña que este año se vino abajo por la pandemia, señaló.

“En el caso de los araonas están pasando días muy difíciles por la falta de alimentos. La Gobernación del departamento de La Paz, hoy a cargo de Félix Patzi, los tiene abandonados desde siempre. La escuela construida el año 1965 por una misión ha terminado por caerse. En estas condiciones, sin alimentos ni medicinas, son muy vulnerables a cualquier enfermedad, entonces ya podemos imaginarnos lo que pasaría si llega el Covid-19 a sus comunidades”, dijo Méndez.

“Señor Gobernador, es urgente ayuda humanitaria para estos pueblos. Es urgente la atención a estas comunidades, ellos también son paceños, por eso es necesario que las autoridades cumplan con su responsabilidad de atender a quienes viven en zonas alejadas de los centros urbanos”, indicó.

Consultado del por qué el abandono de estos pueblos, Méndez indicó que en el caso de los Esse Ejjas de Eiyokibo “ahí no se llega por negligencia, ahí no se llega por olvido de los más necesitados, ahí no se llega por falta de compromiso con los pueblos indígenas de tierras bajas”, manifestó.

En torno a los Araonas, el acceso hasta donde ellos habitan es complicado, viven aislados, huyeron en la época de explotación de la goma, se aislaron y estuvieron a punto de extinguirse; quedaron pocos indígenas que en el transcurso de los años han recuperado su población.

“Pero están altamente vulnerables a la extinción por fenómenos como éste, una pandemia que les va a llegar sí o sí porque están moviéndose en busca de alimentos y un Estado que los olvida, una Gobernación que no los atiende, que ni siquiera se preocupa de informarse que existen”, expresó.

Fuente:paginasiete.bo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here