La presidenta interina Jeanine Añez emite normas que exceden el tiempo de su mandato transitorio

La presidenta interina, Jeanine Añez, en un anuncio televisado el pasado 1 de mayo de 2020, ofreció la creación de 600 mil empleos directos indirectos a través de su denominado "Plan Trabajo".

El pasado 8 de mayo, el gobierno interino de Jeanine Añez emitió el Decreto Presidencial 4234 que conforma el Consejo Nacional de Reactivación (económica), cuyo plazo de funcionamiento -según la norma- será de 6 meses, más allá del tiempo en que debiera llamar a la realización de los comicios nacionales que permitan la elección de un nuevo gobierno democrático.

El Consejo Nacional de Reactivación, que estará conformado por varios ministerios, tendrá la función de “ejecutar el Programa Nacional de Reactivación del Empleo, para superar el impacto negativo de la pandemia del Coronavirus (COVID-19) sobre la economía y las condiciones de vida de la sociedad boliviana”, señala la norma.

Lo llamativo es que la norma dictada por Añez dispone que “El plazo de funcionamiento de la Comisión de Reactivación será de ciento ochenta (180) días calendario, a partir de la emisión del presente Decreto Presidencial”, es decir, por un plazo mayor al que debiera ocupar transitoriamente el cargo de presidenta.

Esto lo hace a pesar que conforme al Art. 169(I) de la Constitución Política del Estado, la presidenta interina tiene la obligación de convocar a nuevas elecciones en el tiempo máximo de 90 días, plazo que ya fue ampliado por la Ley Excepcional de Prórroga del Mandato Constitucional de Autoridades Electas, de 20 de enero, declarada constitucional por el Tribunal Constitucional Plurinacional.

Esta Ley dispuso que la ampliación excepcional del mandato de la presidenta “hasta la posesión de las nuevas autoridades para el periodo 2020-2025”, lo que implica que la convocatoria a Elecciones Generales y posesión de nuevas autoridades nacionales tenga que realizarse necesariamente este año.

Además, el pasado 30 de abril, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, promulgó la Ley de Postergación de Elecciones Generales 2020, que dispuso que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) debía fijar la nueva fecha de votación de las Elecciones Generales 2020, misma que deberá efectuarse en un plazo máximo de 90 días computables a partir del 3 de mayo de 2020.

Sin embargo, Añez, que se autoproclamó presidenta del Estado boliviano el 12 de noviembre del año pasado, habiendo completado 6 meses en el poder el día de ayer, hasta ahora cumple su único mandato constitucional: llamar a nuevas elecciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here