UE eleva su apuesta por plasma sanguíneo en busca de terapia contra el COVID-19

Foto de Archivo: La morfología ultraestructural exhibida por el nuevo coronavirus 2019 (2019-nCoV), que fue identificado como causante del brote de enfermedades respiratorias primeramente detectadas en Wuhan, China, es vista en la ilustración publicada por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) situado en Atlanta, Georgia, Estados Unidos. 29 de enero de 2020. Alissa Eckert, MS; Dan Higgins, MAM/CDC/Handout via REUTERS/Files

Bruselas (Reuters). La Unión Europea quiere acelerar la financiación para tratar a los pacientes del COVID-19 con plasma sanguíneo extraído de sobrevivientes, según un documento al que tuvo acceso Reuters que revela la creciente confianza del bloque en el tratamiento experimental.

La decisión subraya también el enfoque más activo que está adoptando el grupo de 27 naciones en la carrera para hallar medicamentos y vacunas efectivos contra el coronavirus, después de que Estados Unidos respaldó a varios candidatos prometedores.

La Comisión Europea, brazo ejecutivo de la UE, ha invitado a autoridades nacionales en el sector de la sangre para que participen hasta el 10 de julio en una posible financiación de emergencia para impulsar su recogida de plasma de personas que se curaron del COVID-19, indicó el documento.

Los fondos podrían ser usados para comprar equipos para extraer, almacenar y probar este plasma, según el texto, que agregó que el dinero podría proceder del Instrumento de Apoyo de Emergencia (ESI, por sus siglas en inglés), un fondo de la UE.

El uso del ESI podría permitir la llegada de fondos este mismo año. Por lo general, los proyectos de financiación de la UE son planeados con años de antelación.

Hasta el momento solo se ha usado o comprometido dinero del fondo de 2.700 millones de euros (3.000 millones de dólares) del ESI para asuntos muy sensibles, como la compra de mascarillas cuando eran escasas durante el pico de la pandemia en Europa y el pago avanzado por potenciales vacunas contra el COVID-19.

Se han gastado más de 300 millones de euros y hay reservados unos 2.000 millones para posibles vacunas, dijeron funcionarios comunitarios a Reuters. Eso deja disponibles unos 400 millones de euros.

El uso del ESI está siendo evaluado aún, según destacó la Comisión en el documento. Un portavoz del organismo no respondió de inmediato a preguntas sobre el asunto.

(1 dólar = 0,8825 euros)

(Editado en español por Carlos Serrano)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here