Parlamentarios convierten la sesión de interpelación en un cuadrilátero

0
50

Jorge Quispe, Pamela Pomacahua / La Paz

A unos metros  del presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, la diputada del MAS María Alanoca tomaba del cabello  a su colega cruceña de Creemos  Tatiana Áñez. Mientras el senador cruceño Henry Montero aplicaba tres golpes al rostro del oficialista Antonio Colque Gabriel, que segundos antes había pateado al senador.

Parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Creemos protagonizaron ayer una bochornosa sesión y convirtieron la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) en un cuadrilátero, donde el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, que debía responder por la aprehensión de la expresidenta  Jeanine Añez, utilizó la ocasión para atacar a la oposición y  defender el discurso de “golpe de Estado”, que maneja el Gobierno.

El triste espectáculo se dio en un momento en el que la tercera ola del coronavirus golpea a las familias bolivianas. La pelea entre Alanoca-Áñez y Montero-Colque  sólo fue el final de una crónica anunciada. Por la mañana, un centenar de familiares de las víctimas de Senkata y Sacaba reclamaron justicia en la Plaza Murillo, casi simultáneamente  Del Castillo se reunía con asambleístas del MAS   antes de ir  a la interpelación en la ALP.

Por la tarde, Del Castillo se presentó ante los legisladores y mostró  un video de los hechos  de 2019, en el que fallecieron al menos 37 personas. Más tarde, el diputado de Creemos  Erwin Bazán  denunció que Del Castillo fue “incapaz” de sostener una interpelación. “Nos trajo un video para sensibilizar y alborotar a la gente del MAS y que suframos agresiones”.

Del Castillo disparó toda su estantería contra la oposición: “En seis meses como ministro de Gobierno he comprobado 30 hechos de corrupción y el ‘golpe de Estado’, y ustedes no pudieron comprobar que existió un fraude en un año”, dijo  calentando la tensionada sesión.

En ese panorama, el senador de Creemos  Montero , salió de su curul para reclamar a Mamani, el presidente de Diputados, sin embargo, fue frenado por el diputado nortepotosino Colque, los videos muestran cómo Colque patea a Montero. “Le dije: ‘No puedes gritar… cálmate”, contó el hombre del  chaleco azul.

Montero aplicó tres golpes de puño y Colque cayó al piso. A un metro y medio de ellos,  Alanoca tomaba del cabello a  Áñez ante la mirada incrédula de Mamani. 

Una hora después, Montero pidió disculpas a la población. “Henry Montero no es homicida y no podemos permitir esta actitud, porque se armó un show. Pido disculpas a todos los bolivianos por lo ocurrido”, refirió.

Del Castillo, tal como sucedió en la interpelación al ministro de Justicia, Iván Lima, se retiró con aplausos de la bancada oficialista y los familiares de las víctimas en afueras de la ALP y aunque desde la página del Ministerio de Gobierno informaron que recibió “el voto de confianza de la Asamblea”, José Ormachea, diputado de Comunidad Ciudadana, escribió que aquello es falso  porque para recibir esa aprobación se necesita “un número de diputados que al MAS  no le  alcanza”, apuntó en Facebook.

Bazán dijo antes de abandonar la ALP, que Del Castillo se convirtió en “aprendiz de (Arturo) Murillo  y en un carcelero del régimen y gendarme de Evo Morales”.

Fuente:paginasiete.bo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí