El fiscal de materia Edwin Vásquez confirmó a Perla del Acre la sentencia contra un ciudadano boliviano -de aproximadamente 30 años- involucrado en el delito de secuestro. Durante una audiencia de procedimiento abreviado, el jueves 8 de junio,el imputado de iniciales J.P.C.T. reconoció voluntariamente su culpabilidad, así también renunció al juicio oral para someterse a una salida alternativa.

Si bien la pena máxima por el delito de secuestro es de 15 años, en este caso se le ha impuesto cinco años de prisión considerando el tipo de participación que él ha tenido dentro del hecho delictivo, así como las funciones que tenía al momento del secuestro, también está cooperando con el proceso investigativo. El imputado habría prestado una colaboración de apoyo a los principales involucrados en el caso secuestro, lo que le convierte en coautor, explicó Vásquez.

El representante del Ministerio Público aclaró que las víctimas fueron notificadas en sus domicilios, sin embargo, no estuvieron presentes en la audiencia de procedimiento abreviado, probablemente por los traumas que les ocasionó el secuestro.

Antecedentes

El martes 25 de octubre, Víctor FerreiraClaure, de 22 años, y su chofer fueron sorprendidos por un grupo de delincuentes que, con arma en mano, los interceptaron en el camino que conduce a la propiedad rural de su familia, ubicada a 20 kilómetros de Cobija, y se lo llevaron con rumbo desconocido.

Horas después, los antisociales se comunicaron con su progenitor -el senador Ferreira del Movimiento Al Socialismo (MAS)- para exigirle la suma de 150 mil dólares por el rescate y ante la imposibilidad de los familiares de reunir esa cantidad bajaron a $us 100 mil y finalmente a $us 50 mil. Otra condición era que no debían denunciar a la policía, de lo contrario estaba en riesgo la vida de los plagiados.

Según Perla del Acre en nota especial para ERBOL, el senador Ferreira Becerra pagó 40 mil dólares a los secuestradores para la liberación de su primogénito.

La organización criminal aparentemente estaba conformada por bolivianos y brasileños.Tras la persecución de la policía, los antisociales dejaron el botín cuando escapaban.

En base a declaraciones de los secuestrados y la investigaciones de las unidades de inteligencia de la policía se logró un perfil de los sospechosos, posteriormente se ejecutó una serie de operativos y allanamientos en distintas zonas de la capital, también en el área rural.

Crispín Anturiano Soleto y José Antonio Castedo Ruiz también fueron víctima de los plagiadores en mayo y junio de 2016.Tres personas se presentaban como peones en las haciendas para hacer seguimiento a sus víctimas.

Los bolivianos Juan Pablo CiviTani, Esteban Ferreira Beyuma, Rosa Raquel Gómez Lobo y el brasileño Sebastián Noguiera serían autores de varios secuestros. Actualmenteestán detenidos preventivamente en la cárcel de Villa Busch.La policía también busca a dos brasileños prófugos cuya identidad se mantiene en reserva, concluye Perla del Acre.

Fuente: Erbol

Deja un comentario