Una muchacha de 15 años fue raptada la noche del sábado por cinco sujetos, entre ellos dos adolescentes de 16 años, en la comunidad de Jacha Ullami del municipio de Toledo, Oruro, quienes la llevaron a un descampado y la vejaron.

La víctima, que estudia en la ciudad de Oruro, viajó a Toledo para festejar el cumpleaños de su madre. En el pueblo había una fiesta en el que se encontraba su progenitora. Luego de acompañarla hasta las 22.00 la colegiala decidió retirarse a su domicilio.

En el camino fue interceptada por cinco individuos,  uno le tapó la boca y otros le tomaron de los pies para llevarla a un descampado donde la agredieron sexualmente, informó el fiscal departamental de Oruro, Mario Rocha.

De los cinco perpetradores, tres tienen 22, 23 y 26 años respectivamente, y dos tienen 16 años. Todos son estudiantes, nacidos en el poblado.

La víctima le contó lo sucedido a su padre, quien denunció el vejamen  a la Policía y a las autoridades originarias, quienes iniciaron una persecución hasta aprehenderlos.

Rocha recordó que la pena por violación es de 15 a 20 años de reclusión, aunque en la imputación la Fiscalía apelará al inciso c) del Código penal, que establece que: cuando en el hecho hubieran participado más de dos personas, la pena es de 25 años.

Los dos menores de edad, sin embargo, serán beneficiados por la atenuación de la sanción  a una quinta parte dispuesta por el nuevo Código Niña, Niño, Adolescente. (09/10/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario