Buenos Aires |

El cadáver hallado este martes en el sureño río Chubut en Argentina es el del joven Santiago Maldonado, de quien se perdió la pista hace dos meses y medio cuando supuestamente participaba en la protesta de una comunidad indígena que fue reprimida por la Gendarmería, informó ayer su familia.


Es Santiago (...) Reconocimos los tatuajes, dijo Sergio, su hermano, a las puertas de la morgue judicial de la Corte Suprema de Justicia, en Buenos Aires, donde ayer se inició la autopsia del cuerpo encontrado a pocos metros del epicentro de la protesta en la que el joven artesano fue visto por última vez el 1 de agosto pasado, cuando huía de los gendarmes que reprimían la manifestación.


El caso, que se investiga como una desaparición forzada, ha generado una fuerte polémica en los últimos meses, y una de las principales sospechas, sobre todo por parte de la familia y de organismos de derechos humanos, es que la Gendarmería, que depende del Gobierno de Mauricio Macri, es responsable de su desaparición.


A partir de ahora lo que les vamos a pedir es que tengan respeto con mi familia porque necesitamos estar más tranquilos. Pudimos mirar el cuerpo, lo que reconocimos fueron los tatuajes de Santiago, así que estamos convencidos de que es Santiago, remarcó Sergio en declaraciones a la prensa.


El hermano de Maldonado, que tenía 28 años cuando desapareció, explicó que ahora empieza el peritaje, la autopsia, y en unos días ya va a estar el resultado final con las muestras de ADN y la confirmación real, concluyó, para subrayar que a partir de ahora, esto no quita que el responsable es Gendarmería y que la familia velará porque se siga investigando y se sepa la verdad y tener justicia.


En un comunicado, la familia de Maldonado reiteró  que la incertidumbre sobre el paradero ha terminado y que el calvario que llevan sufriendo inició el mismo día en que supieron de su desaparición y no terminará hasta obtener justicia.


 


DATOS


Equipo de peritos realiza la autopsia. La abogada Liliana Alaniz especificó que hay 15 o 20 personas entre peritos y miembros de la justicia en la sala de la autopsia, y de ellos nadie entra ni nadie sale.

Requerimiento de la familia Maldonado. Quiere conocer no sólo quiénes le quitaron la vida, sino los que colaboraron en el encubrimiento.

Fuente: La Prensa

Deja un comentario