<

p class=”epigrafe”>
Miguel ngel Rodrguez, jurista peruano. Foto: Correo/Erbol

Erbol

El
presidente del Instituto del Derecho Internacional y Relaciones Internacionales
de Per, Miguel ngel Rodrguez, afirm
que el Pacto de San José de Costa Rica no permite la reeleccin indefinida como
un derecho humano de los Jefes de Estado, porque se contrapone al derecho del
otro de elegir y ser elegido.

Dijo
que cuando se menciona la Convencin de Derechos Humanos y el Pacto de San José
de Costa Rica, se refiere a uno de los mayores instrumentos jurdicos
panamericanos y la Carta Constitutiva de la propia Organizacin de Estados
Americanos (OEA) que es el cuerpo visceral de esta parte del planeta.

“No
existe de manera directa, ni indirecta, de manera tcita, sobreentendida o
expresa, ninguna mencin en la normativa del Pacto de San José de Costa Rica, que avale la pretensin poltica de que
los jefes de Estado y de Gobierno puedan obtener como derecho preeminente la
reeleccin indefinida y esto porque subyace inmediatamente, una contraposicin
y antagonismo con el verdadero derecho de elegir y ser elegido, dijo en una
entrevista con Erbol.

Dijo
que lamentablemente en América Latina, las interpretaciones normativas por la
accin dinmica de la ideologa y la poltica, han entendido de una manera
ociosa, sesgada y muy interesada el “sensu stricto de lo que dice la
Convencin Interamericana de Derechos
Humanos y cualquier otro instrumento.

Sostuvo
que no es compatible con la Convencin, establecer una Ratio Legis (razn
legal) para que el Presidente pueda decir, va este mecanismo, el camino a una
reeleccin indefinida. Observ sin embargo que en América Latina el caudillismo
ha penetrado en el poder poltico, utilizando la norma jurdica como pertrecho
y de manera antojadiza para quedarse en
el poder.

Indic
que las fuentes del derecho internacional americano no permiten justamente esta
visin de que la reeleccin indefinida es un derecho humano de los Jefes de
Estado, pero adems son creativas para darse un espacio supranacional que es la
propia Corte Interamericana y la Comisin de Derechos Humanos, que tienen “una
montaa de resoluciones jurdicas, no subjetivas, que prohben este aval de
carcter poltico e ideolgico que pretenden los Jefes de Estado.

“Nada
ni nadie puede arrogarse un acto interpretativo de lo que dice un texto, es la
hermenéutica panamericana y tiene lo que se llama en el derecho internacional,
una tradicin jurdica muy pétrea pero que lamentablemente, que no ha respetado
en la regin cuando hemos tenido a presidentes exdictadores que se han querido
mantener en el poder, manifest.

El
prestigioso jurista internacional peruano afirm que América Latina no es el
mejor ejemplo de lo que se significa la alternancia en el poder, que ha sido
subordinada por el poder avasallante de los caudillos que han interpretado a su
manera y eso no corresponde a la ley, y “por eso terminan siendo los dictadores
que han terminado muy mal en la experiencia gubernamental en sus pases.

Fuente: Pagina Siete

Deja un comentario