El alcalde de Aiquile por el MAS, Anacleto Montaño, presentó su licencia indefinida al cargo después de diez días de conflicto.

Hoy está previsto que el Concejo Municipal sesione para elegir a una nueva autoridad.

La Policía gasificó a los pobladores que se concentraron anoche en la sede Distrital de Educación, donde se realizó la reunión con dirigentes de los sectores movilizados, con la intención de agredir al Alcalde cuando éste salía del edificio. Sin embargo, policías antimotines dispersaron a los manifestantes.

El Alcalde presentó su licencia indefinida al cargo luego de una larga negociación en la que participaron los sectores movilizados y el secretario general de la Gobernación Asterio Romero. Montaño y la comisión de negociación llegaron a Aiquile el martes por la mañana junto a un fuerte contingente policial.

Ayer, una vez instalada la mesa de negociación, el Alcalde expresó que no presentaría su renuncia y pedía a los sectores retomar sus funciones. El dirigente de la Central Campesina, Moisés Vela, abandonó por un momento la reunión porque la exigencia de la población era que Montaño renuncie “sí o sí”. Luego, el diálogo se reanudó y el Alcalde firmó su licencia indefinida.

La Central Campesina, las juntas vecinales y el Comité Cívico se movilizaron desde el pasado domingo exigiendo la renuncia del Alcalde por presuntos actos de corrupción, injerencia en la dirigencia campesina y por dejar rezagado al municipio en la ejecución de obras, informaron pobladores de base.

Al inicio del conflicto, Anacleto Montaño negó las denuncias y su participación en un congreso extraordinario de la central.

También, anunció acciones contra los dirigentes.

Los pobladores de Aiquile manifestaron que la movilización articuló a varios sectores y se convirtió en un movimiento cívico que pudo sostenerse diez días con el aporte de la gente. Los vecinos cooperaron con alimentos, coca, refrescos y con su presencia en la vigilia que se instaló en la Alcaldía. Así como en el bloqueo que se inició hace tres días en la ruta a Chuquisaca.

El Alcalde fue cuestionado sobre todo por haberse excedido en sus funciones al convocar a un congreso extraordinario para elegir una nueva directiva campesina con representantes de Omereque, Pasorapa y Aiquile. Antes sólo Aiquile conformaba la dirigencia de la Central Campesina.

fuente:http://www.lostiempos.com

Deja un comentario