El crecimiento poblacional es uno de los factores que influye para que el suministro de agua potable sea irregular en esta población. Este problema fue tomado como desafío por la Alcaldía josesana, que extrema esfuerzos para solucionar la escasez, según su titular, Germaín Caballero.Las construcciones de un tanque de agua en el Sutó, con capacidad para almacenar 1 millón de litros de agua y de una represa en la propiedad San Francisco, con capacidad para 100 millones de litros de agua, están en la fase final. Ambos serán aprovechados para colectar agua de lluvia.La Cooperativa de Servicios Públicos Primero de Mayo recientemente recibió bombas de agua que reemplazarán a las que funcionaban a medias. “Estamos trabajando para que la demanda sea atendida de acuerdo con la capacidad de almacenamiento, pero también queremos dar una solución definitiva al problema”, dijo Caballero y agregó que el tanque de aluminio, que ya cumplió su ciclo de vida, será reemplazado en breve por un nuevo tanque de concreto

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario