Algo más de 90 millones de bolivianos fueron recaudados por el Gobierno Autónomo Municipal de Oruro (GAMO) hasta el 30 de junio, haciendo evidente que la respuesta de la ciudadanía tuvo un comportamiento positivo en cuanto a la contribución del pago de impuestos, esperando superar las metas proyectadas hasta la finalización de la gestión, sumando los resultados de la aplicación del “perdonazo”, medida dispuesta para que los contribuyentes paguen sus impuestos adeudados sin multa alguna.

La evaluación económica de la administración municipal es positiva por la economía recaudada, cumpliendo con todo lo previsto dentro de la elaboración del presupuesto 2017, siendo un indicador para que a la conclusión todo lo recaudado sea reinvertido en obras de continuidad en beneficio colectivo.

“En cuanto a recursos propios hemos llegado a una captación del 30% de lo programado, en los seis meses esto es un record, se ha cumplido casi con un 99% de presupuesto inicial formulado, y con el tema del reformulado nuestro presupuesto se incrementa en 226 millones, en realidad serian 350 millones que este Gobierno Municipal ha proyectado recaudar”, afirmó Carlos López, secretario de Economía y Hacienda del GAMO.

Cabe señalar, que a causa del recorte presupuestario a municipios y gobernaciones en esta gestión, una de las prioridades de las autoridades municipales es garantizar la existencia de recursos destinados a proyectos de ejecución, por lo que la medida de poner en marcha políticas económicas permitirá cumplir con este fin.

Por tanto, a partir de julio se prevé incrementar los índices de recaudación con la puesta en marcha del programa de regularización voluntaria de adeudos tributarios o “perdonazo”, que tendrá vigencia hasta mediados de septiembre esperando amplia concurrencia de la población contribuyente.

“Los recursos recaudados son sin ´perdonazo´, esto tiende a mejorar en julio, agosto y septiembre, entonces, el rendimiento será mejor por varios aspectos dentro de la política fiscal, pero también debemos decir que con la modificación presupuestaria la dependencia del nivel central es en un 50% y ya no en un 80%”, añadió.

Bajo esta proyección se pretende cerrar la gestión municipal con una meta cercana a los 350 millones de bolivianos superando todas las limitantes que ocasionó el recorte presupuestario desde el Gobierno Nacional.

Fuente: lapatriaenlinea.com

Deja un comentario