El desfile constante que hizo ante la justicia, no le llenó la habitación, no la acompañó a almorzar, no borró la mirada de su hija, no le dio calor por las noches. No le sirvió de nada. El dolor está intacto, su hija ya no está, su madre sigue aquí pero es como si no lo estuviera. Elsa apenas come, apenas camina, ya no ríe con esa carcajada contagiosa e inconfundible que hacía alegrar a sus amigas. Sus ojos han exprimido todas sus lágrimas y su mente se llama Ana María (su hija).¿Cuántas madres sufren este calvario?, ¿Cuántos hijos se han quedado sin ese amor incondicional? ¿Cuántos nietos?… El 2017 deja un gran vacío en la vida de muchas personas, se llevó a mujeres inocentes. Así es señores, se llevó a personas con pasado, presente y futuro. Hoy nos preguntamos ¿Cuántas más?…Orlanda Alvarado Vique tenía 29 años, tres hijos y un trabajo de costurera. Murió un lunes de madrugada, a golpes, luego de que su esposo golpeara su cabeza con una piedra hasta quitarle la vida. El hecho sucedió en enero. Dayana Alemán de 23 años, una joven sana y alegre, murió en un motel en compañía de su pareja, un joven de 28 años, quien la llevó al Hospital San Juan de Dios donde se certificó su muerte. Tiempo después se imputó a su pareja por feminicidio. El hecho sucedió en febrero.Gerónima Romero Bautista de 47 años, funcionaria de aseo de Yacuiba, fue abordada por dos sujetos más jóvenes cuando se dirigía a su trabajo. La violaron, la asesinaron y finalmente la botaron en la quebrada internacional. Ella había salido de su trabajo en el Gobierno Municipal de Yacuiba a las 18.00 de un lunes y no se la volvió a ver más. El hecho sucedió en abril. En agosto de 2017 Villa Montes se estremeció, pues exhumaron los restos de Ana Greden Roca, desaparecida en el año 2014. En ese entonces la mujer salió de su domicilio por la noche rumbo a una discoteca, pero nunca más retornó. Su cuerpo fue encontrado en la zona conocida como Peña Colorada. En septiembre, Isidora Villa de 37 años de edad, sanlorenceña aguerrida, fue asesinada a manos de su concubino, quien le disparó dos veces en el rostro para luego suicidarse unos metros más allá. Pero el marcador de 2017 continuó registrando feminicidios. Semi desnuda y tendida en el piso fue encontrada sin vida, Janeth Herrera Méndez de 27 años, en una habitación de la granja avícola San Lorenzo, distante a 21 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, carretera a Camiri. Ella era procedente de Villa Montes. Trabajadores fueron quienes alrededor de las 08:30 horas encontraron sin vida a la cocinera de la granja de pollos. La víctima tenía alrededor de su cuello una cuerda de plástico con la cual la habrían estrangulado. El hecho sucedió en octubre.Éstas son las valiosas mujeres que hasta ahora se llevó el 2017, las personas que dejaron un vacío en sus hijos, en sus hermanos, en su trabajo y en muchos lugares más. Madres, hijas, esposas, abuelas, amigas…

¿Cómo andamos en casa? Si bien en el año 2017 se han logrado condenas históricas como la del caso del feminicidio de Katty Pérez, conocido como el crimen del Hotel Los Ceibos, en el de la muerte de Olga Solano, de la propia Bertha o el caso de Yalú, empujada en un puente en La Higuera (Uriondo) por su pareja y se han identificado a todos los presuntos victimarios del año, sigue existiendo vacíos en la aplicación de justicia.Esto hace que muchos casos sigan impunes, como cuatro del año 2016, incluyendo el de la comerciante del mercado Campesino, el de San Mateo o los dos de Entre Ríos.Así en definitiva, las causas que hacen hoy en día a la mujer más vulnerable suman, muchos son los avances legislativos que intentan protegerla, pero la violencia avanza. Luego de revisar la base de datos trabajada por “Cuantas Más”. Desde la aprobación de la Ley 348 el 2013 a la fecha se han registrado 24 feminicidios en la ciudad de Tarija. Las edades del presunto asesino oscilan entre los 31 a 40 años con el 14% de los casos, el 29% se encuentra entre los 11 a 20 años y sobre el 57% no se tiene el dato exacto.El portal de “Cuántas más” reporta también que en el 57% de los casos la causa de muerte es asfixia, el 29% se produce por traumatismo encéfalo craneal y el 14% por apuñalamiento, pero el dato que más alarma es que en el 29% de los casos hay violación previa. Este análisis estadístico se basó en los feminicidios ocurridos en el año 2016 cuando se registraron siete feminicidios.

Un dato alarmantePero a nivel nacional la situación es aún más preocupante. El foro de Mujeres por la vida informó que Bolivia es el segundo país en reportar la mayor cantidad de feminicidios en Latinoamérica. Colombia se encuentra en primer lugar.La información fue confirmada por el Director Nacional de Protección a Víctimas y Testigos de la Fiscalía General del Estado, Walter Vizcarra, tras señalar que de enero a septiembre de 2017 se registraron 73 feminicidios y un total de 15.935 casos de violencia familiar fueron denunciados en ese lapso.A inicios de este año la Fiscalía General del Estado reportó que en 2016 se cerró con 104 casos de feminicidio en todo el país, cifra que podría superarse en esta gestión dados los nuevos casos que son denunciados día a día.“Estos datos nos llaman la atención porque la violencia ha ido creciendo; desde la aprobación de la Ley 348 (Ley Integral Para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia) se empieza a tener más casos denunciados”, aseguró la autoridad.

“Ni una menos”, todos vamos a la marcha

Con el lema “Ni una menos”, un movimiento en su mayoría de mujeres se abre espacio en la mente de los tarijeños y bolivianos. La consigna es concientizar a la sociedad para frenar los casos de violencia contra la mujer. “Yo marcho por Ana desaparecida en 2014 en Villa montes, enterrada en un pozo séptico en la casa de su asesino hasta 2017, cuando por casualidad alguien decidió contárselo a la policía”, es una de las declaraciones de las integrantes de este movimiento que lucha día a día contra la violencia machista.Hoy antes de la conmemoración internacional del día para la Eliminación de la Violencia hacia las Mujeres, fecha determinada por las Naciones Unidas, el colectivo Ni Una Menos está organizando marchas en todo el país para condenar la violencia machista y particularmente los feminicidios.En Tarija la concentración será a las 15.00 horas desde el Cementerio General, un lugar elegido simbólicamente para recordar a las docenas de tarijeñas fallecidas violentamente. Desde ahí partirá una marcha en la que se tiene previsto recorrer las principales instituciones vinculadas a la administración de justicia para exigir un grado de compromiso mayor para atender este tipo de delitos. Así se protestará ante el Ministerio Público, el Tribunal Departamental de Justicia y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia, pero igualmente se llamará la atención de la Gobernación, la Alcaldía y la Asamblea para que aporten desde sus escenarios a la lacra social que supone la violencia contra las mujeres.Por Orlanda, Gerónima, Isidora, Dayana, Janeth y muchas más…Por ti…Ni una menos

 

otrosdatos

Casos de años pasados

María Ángela Galeán

María Ángela Galean fue asesinada en Santa Ana, estrangulada por su supuesto novio, quien se quitó la vida unas semanas después colgándose de un árbol. El hecho sucedió el 2 de julio del año 2014. Juan Carlos Rodríguez Cayo, se quitó la vida. Dejó una carta en la que admitió el asesinato y expresó en ella que se mataba para reencontarse con su novia.

Ruth Wilma Heredia Chavez

Una mujer identificada como Ruth Heredia, de 26 años, fue asesinada el 18 de diciembre del año 2014 con dos disparos de un arma de fuego en la población de Yacuiba, Tarija. El único testigo, su enamorado, no reconoció al criminal. El reporte señala que Ruth recibió dos impactos de bala: uno en la región maxilar con entrada y salida y otro en el tórax con orificio de entrada, pero no de salida, éste último le habría causado la muerte.

Katty Fabiola Perez

El 19 de diciembre del año 2015 en el Hotel Los Ceibos Katty fue empujada del tercer piso del hotel hacia el sector donde se encuentra la piscina. La víctima natural de Santa Cruz, sufrió un fuerte trauma craneal, fue internada de urgencia en la Sala de Terapia Intensiva del Hospital Regional San Juan de Dios, donde tras una semana llegó a fallecer por las graves heridas. Su asesino fue condenado a 30 años de cárcel.

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario