El abogado de la parte civil contra William K. D., detenido preventivo por el presunto feminicidio de Andrea A. A., anunció que pedirá una complementación al informe de accidentología vial del IDIF, que concluyó que la joven no fue arrollada intencionalmente sino que resbaló.

La pericia del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) sostiene que Andrea A. A. resbaló, cayó a la calzada de la calle Pedro Salazar (La Paz) y que una rueda del auto que manejaba su exnovio la arrolló parcialmente.

En rueda de prensa, Helen Á., madre de la fallecida, aseguró que el neumático de la vagoneta Grand Cherokee 3.6 Limited 4×4 tocó la pierna de Andrea e hizo que perdiera el equilibrio y cayera. El imputado no frenó, sino que siguió avanzando y pasó su carro por encima, sostuvo.

Hemos analizado la pericia y la defensa de William K. D. está diciendo medias verdades para crear mentiras enteras. Lo que está buscando es tratar de eliminar la figura de feminicidio, de criminalizar a la víctima y victimizar al victimador.

El peritaje del IDIF prosiguió detalla que el vehículo que manejaba el imputado ese día contaba con freno de emergencia, de manera que si hubiese frenado, se hubiese detenido sin producir lesiones a la joven. Helen A. y su abogado William Sánchez presentaron copias de fotos del rostro de la víctima tomadas la madrugada del 19 de agosto, día del hecho de sangre, que muestran la trilla de una llanta marcada en su piel. Lo que pido es que el IDIF haga un cruce de información entre accidentología y el examen forense. Cada lesión de mi hija debe estar explicada por accidentología, sostuvo.

Ernesto Vásquez, defensor del empresario, restó validez a sus apreciaciones. El peritaje es claro, no hay responsabilidad con el conductor sino con el peatón. Ella topa (sic) con la llanta trasera cuando el coche estaba en movimiento, la causa de muerte es la caída, no el contacto con el auto. Además, cualquier observación está fuera de plazo.

La madre de Andrea también denunció la salida sin permiso judicial de K. D. del penal a las 08.15 del 21 de diciembre de 2015. A esa hora, él y su hermano abandonaron la Clínica Alemana y abordaron un coche rumbo a una sucursal de Dentaria. No tenía escolta policial. Ante el riesgo de fuga, presenté la denuncia al Ministerio de Gobierno y al juzgado Anticorrupción. Es imposible que haya salido respondió Vásquez, estamos pidiendo que el gobernador dé un informe.

Violencia en mensajes de texto

Contenido

Helen Á., madre de la fallecida Andrea A. A., denunció que a través de las conversaciones de WhatsApp de su hija con el imputado, éste ejerció violencia cuando trabajaba con él. Como ejemplo, citó:realizar trabajos fuera de horario y de sus responsabilidades: redacción de notas de prensa, cierres de caja, traslado de dinero, limpieza del consultorio. Ernesto Vásquez, abogado del imputado, dijo que ese trabajo está en su contrato laboral.

fuente:http://www.la-razon.com

Deja un comentario