antelo y baldivieso

Se viene un fin de semana de infarto para los hinchas de Bolívar y de Oriente Petrolero, distanciados por un solo punto en la tabla de posiciones del torneo Apertura y que se enfrentarán a rivales que, pese a no tener chance de campeonar, jugarán esos partidos como una final.

Julio César Baldivieso, entrenador de Wilstermann, rival de Bolívar, no piensa ‘regalarle’ nada al equipo que lo impulsó al éxito en su carrera como futbolista. “Para nosotros será una final, más allá de que el panorama se haya complicado por cumplir nuestro objetivo. Será un partido especial, seguramente con cancha llena, porque Bolívar se jugará muchas cosas y nosotros buscaremos el triunfo”, aseguró el cochabambino, de 43 años.

Las declaraciones de Víctor Hugo Antelo van en esa misma dirección, a pesar del pasado albiverde que tiene como futbolista y después como técnico (fue campeón en 2001). A cinco días de esos partidos que están acaparando la atención de muchos, ‘Tucho’ ya adelantó que Sport Boys jugará a ganar. “Como profesional que soy, estoy en la obligación de guiar a mis jugadores a la victoria, además que esos tres puntos pueden ser de oro para nosotros que nos jugamos la permanencia en la Liga”, aseguró el ex goleador cruceño de 50 años.

En todo caso, ni Bolívar ni Oriente tendrán el camino allanado el fin de semana. Los dos jugarán en condición de local, pero nada ni nadie les puede garantizar el triunfo. Wilstermann sabe de experiencias agradables jugando en el estadio Hernando Siles, empatando o derrotando varias veces a Bolívar, y Sport Boys no ha dejado de ser una piedra en el zapato de Oriente en los enfrentamientos entre sí en el poco tiempo que los warneños llevan siendo ligueros.

Crece la susceptibilidad

Cada día que transcurre aumentan las susceptibilidades desde uno y otro bando. Ayer, el arquero Romel Quiñónez insinuó que a Bolívar lo quieren perjudicar, pero sin profundizar sus sospechas. En su momento también hubo quejas del lado de Oriente por el gol mal anulado a Alejandro Meleán (el árbitro cobró una falta previa inexistente), en el partido que los albiverdes perdieron sobre la hora ante Nacional Potosí, el 12 de noviembre por la fecha 17. Ese punto está marcando la diferencia entre los dos aspirantes.

Si este domingo ganan los dos equipos favoritos al título, la última fecha (21 de diciembre) será el doble de infartante para ambos porque Blooming definirá la suerte de Bolívar en el Tahuichi y The Strongest la de Oriente, en el Siles.

Por la rivalidad que hay entre los equipos cruceños, los hinchas en las redes sociales dan por hecho que la academia cruceña estaría en condiciones de entregar el título en bandeja de plata a su par paceña, con tal de impedir que los albiverdes también se conviertan en pentacampeones. Como en el fútbol no hay nada escrito, todo puede pasar.

Yo espero que los jugadores hagan conciencia y puedan hacer un gran partido”, manifestó Baldivieso. Para Antelo, no será un partido especial sino uno más, como cualquier otro en su carrera de entrenador. “Yo me debo al club que me contrata y juego a ganar”, sentenció.

La pelea por el título sigue abierta para Bolívar (40) y Oriente (39), como en el torneo Clausura 2012-2013, cuando el equipo dirigido por el español Miguel Ángel Portugal se impuso por un punto (50 a 49) al de su colega argentino Roberto Pompei. Fue la última vez que los albiverdes rozaron la gloria. El domingo puede haber cambio de mando.

fuente:http://www.eldeber.com.bo

Deja un comentario