El expresidente Carlos Mesa continúa con su labor de vocería sobre los argumentos jurídicos e históricos de la demanda marítima presentada contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), aunque si opta por postularse como candidato a la Presidencia debería dejar esa función, afirmó este miércoles el ministro de Justicia, Héctor Arce. Aclaró que su labor es de portavoz y no de representante de la causa tramitada.

Mesa es contrario a la repostulación del presidente Evo Morales y participó el miércoles, en La Paz, de la movilización que exigió el respeto a los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016, cuando la mayoría de los bolivianos rechazó una modificación constitucional para habilitar una nueva repostulación del mandatario, esta vez para las elecciones de 2019.

Don Carlos Mesa tiene todo el derecho de ser candidato a la presidencia, vicepresidencia, al cargo que él quiera, estamos en un país absolutamente democrático. Y obviamente, cuando él lo decida, lo correcto sería que se de un paso al costado, eso depende de él. El gobierno lo mantiene (como portavoz) y respeta, insistió Arce durante en una entrevista en la red PAT.

Un día antes, durante una entrevista en ese mismo medio de comunicación, Mesa descartó que en sus planes inmediatos esté una candidatura a la Presidencia, a pesar de que diferentes encuestas lo ubican como un potencial adversario de Morales y en mejores condiciones que otras eventuales candidaturas de la oposición.

Arce aclaró que el exmandatario no es un representante para la causa marítima, como se pretende hacer ver en algunos sectores, sino únicamente un portavoz que tiene la función de explicar los argumentos de la demanda boliviana frente a la campaña chilena para socializar sus argumentos.

La administración boliviana planteó la demanda para que se obligue a Chile a cumplir con sus compromisos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al Pacífico, aunque las autoridades de Santiago rechazaron que las conversaciones generen obligaciones jurídicas y negaron cualquier posibilidad de ceder territorio.

El oficialismo recurrió al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) para que se declare la inconstitucionalidad de cinco artículos de la Ley Electoral y la inaplicabilidad de cuatro de la Constitución Política del Estado por vulnerar el Pacto de San José de Costa Rica al limitar el derecho a ser elegido de las autoridades electas, como Morales.

De esta manera busca habilitar al Presidente a una nueva repostulación, algo que Mesa rechaza abiertamente. (11/10/2017)

Fuente: La Razon

Deja un comentario