AFP / México

El proceso para extraditar a Estados Unidos
al poderoso narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán inició formalmente
este domingo, mientras que en otro frente la fiscalía general busca interrogar
al actor estadounidense Sean Penn sobre su polémica entrevista clandestina con
el capo. El presidente Enrique Peña Nieto se había negado a extraditar a Guzmán
antes de su espectacular fuga de julio pasado, pero su gobierno cambió de
parecer tras su recaptura del viernes.

La Procuraduría General (fiscalía)
informó que elementos de Interpol México acudieron al penal del Altiplano para
ejecutar formalmente dos órdenes de captura en contra de Guzmán, acusado de
narcotráfico en media docena de distritos de Estados Unidos. Una fuente de la
fiscalía que pidió no ser identificada detalló a la AFP que Guzmán, preso en El
Altiplano, también ya fue notificado este domingo del inicio del proceso.

Guzmán sin embargo, resalta el comunicado de la fiscalía, “tiene la posibilidad
de recurrir al juicio de amparo”, recurso de defensa que contempla la ley
mexicana y al que los abogados del narcotraficante ya han recurrido incluso
previo a su recaptura. Ahora corresponde a la fiscalía presentar las pruebas
para avalar extradición y una vez que los jueces a cargo del proceso emitan su
“opinión jurídica”, le corresponderá a la cancillería emitir el
acuerdo final para la entrega a la justicia estadounidense. Sobre la posible
duración del proceso, una fuente federal comentó a la AFP que puede durar
“meses” pero “supongo que intentaran hacerlo rápido”.

La
fiscalía recibió dos solicitudes de extradición el año pasado por acusaciones
de varios delitos graves, incluido narcotráfico y asesinato. – Interrogar a
Penn -La fiscalía también analizaba este domingo de qué forma puede interrogar
a Sean Penn y a la también actriz mexicana Kate del Castillo sobre su encuentro
con Guzmán en octubre.

“La información es correcta, claro, es para
deslindar responsabilidades”, dijo una fuente federal bajo anonimato,
después de que la revista Rolling Stone publicara el sábado la entrevista
concedida al actor gracias a la ayuda de Del Castillo. Otra fuente dijo además
que esos encuentros ayudaron a las autoridades a dar con el paradero del
narcotraficante de 58 años, que fue arrestado el viernes en la costeña ciudad
de Los Mochis, de su natal Sinaloa (noroeste), en una incursión militar.

La
fiscal general, Arely Gómez, reveló el viernes que el capo sostuvo reuniones
con actrices y productores con “la intención” de protagonizar una
película sobre su vida, lo que ayudó en parte a descubrir su ubicación. Mike
Vigil, exdirector de operaciones internacionales de la DEA, dijo a la AFP que
duda que se presenten cargos contra los actores.

El domingo, el jefe de gabinete
de la Casa Blanca, Denis McDonough, afirmó a CNN que la entrevista
“plantea preguntas interesantes sobre él (Penn) y otros implicados en esta
supuesta entrevista. Vamos a ver qué pasa”. – Abrazo de compadre – La
reunión provocó airadas reacciones en medios y el precandidato republicano
Marco Rubio dijo a ABC que la entrevista es “grotesca”.

Rolling Stone
publicó una fotografía del 2 de octubre que muestra al oscarizado Penn
saludando con la mano al bigotudo líder del cartel de Sinaloa. Penn escribió
que el capo le dio un gran abrazo cuando se conocieron y que obtuvo siete horas
de entrevistas presenciales y telefónicas sobre sus actividades delictivas.

“Yo suministro más heroína, metanfetaminas, cocaína y marihuana que
cualquiera en el mundo”, dijo entre tragos de tequila a Penn. Rolling
Stone también publicó un video que muestra a Guzmán sin bigote, contando que
trafica drogas desde antes de los 15 años porque en su pueblo natal, La Tuna,
“no había oportunidades de trabajo”.

En mensajes de texto que intercambiaron
después de la reunión, Guzmán comentó con Penn una incursión militar el 6 de
octubre que casi deriva en su recaptura. El Chapo le restó importancia a las
lesiones que sufrió en el rostro y una pierna al evadir ese operativo.

“Sólo me duele la pierna un poco”, le dijo. La entrevista se realizó
mientras militares protagonizaban en Sinaloa una auténtica cacería en busca de
Guzmán, quien el 11 de julio pasado se fugó del penal del Altiplano, a 90 Km de
la capital mexicana, por un túnel de 1,5 km con entrada en la regadera de su
celda que recorrió en minutos a bordo de una motocicleta adaptada para rieles.

Pero El Chapo fue recapturado el viernes en Los Mochis, en su natal Sinaloa,
después de una incursión militar que derivó en un tiroteo que dejó cinco
presuntos delincuentes muertos y seis detenidos. Ese viernes, en un primer
momento, el capo y su jefe de seguridad consiguieron escapar por los pasadizos
del drenaje subterráneo, del que salieron por una alcantarilla, robaron un
automóvil y tomaron una carretera.

Pero finalmente fueron interceptados por
militares. Guzmán duerme nuevamente en el Altiplano pero el piso del penal ha
sido reforzado con varillas de acero que se cruzan cada 10 centímetros.

 

 

 

fuente:http://www.paginasiete.bo

Deja un comentario