“Hemos hecho una visita al hogar Oasis donde se encuentran recluidos menores con problemas delictivos y hemos podido evidenciar grandes falencias. Existen 12 habitaciones para 41 personas, lo que lleva a que 17 adolescentes estén durmiendo en el piso”,  informó a los periodistas.

Precisó que ese centro tiene  una capacidad para 20 internos, pero cobija a 41 adolescentes infractores, además,  el poco personal que trabaja en esa entidad debe cumplir también las funciones de seguridad, formadores educacionales y otros.

“Eso significa que estamos teniendo adolecentes en un centro pequeño, que es un depósito de personas y potenciales delincuentes cuando salgan”, reflexionó.

Vaca pidió a la Gobernación tomar acciones concretas para solucionar esos problemas.

Fuente: www.elpaisonline.com

Deja un comentario